Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

Noticeu Un nuevo sacerdote para la Iglesia de Montevideo

Francesco Paolillo será ordenado el sábado 3 de julio , en la catedral Metropolitana./ Fuente: Sociedad San Juan/ ICM

Francesco Paolillo es italiano, pertenece a la Sociedad San Juan y se prepara para recibir el Sacramento del Orden Sacerdotal este próximo sábado 3 de julio: “Estoy muy contento de poder empezar mi servicio sacerdotal en la Iglesia Uruguaya”.

La celebración, que se realizará en la Catedral Metropolitana, comenzará a las 10 de la mañana y previamente, desde las 9:30 se rezará el Santo Rosario.

La Misa de Ordenación se podrá seguir a través del canal de Youtube de ICMtv.

Te conocía y te consagré
Nació el 8 diciembre 1984, cerca de Nápoles, Italia. Su familia está conformada por su papá, Gerardo, su mamá, Rosa, y su hermano Nello. Además tiene dos sobrinos.

Hasta los 18 años vivió en la ciudad de Pagani, donde cursó sus estudios secundarios. Estudió en el Liceo Científico y luego ingresó a la Universidad de Biotecnología de Nápoles. También estudió psicología en la ciudad de Chieti, donde se recibió de psicólogo clínico.

“Antes de la llamada del Señor trabajé como investigador en la universidad donde estudié, en la cátedra de psicopatología. Cuando tenía veintiséis años, y estaba por recibirme, surgió mi vocación”, cuenta.

Los caminos de Dios
Esos últimos años de carrera fueron para Francesco un tiempo de mucha gracia y bendición. Experimentaba que Jesús lo estaba llamando a ponerlo en el centro de su vida y a que todos sus proyectos giraran en torno a Él.

“Después de un largo tiempo de haber conocido a Jesús y haber recibido el don de la fe, empecé a tener una relación viva con Él, en la cual me iba dejando transformar”, relata.

Lo conoció gracias a las actividades que la Sociedad San Juan tenía en el lugar donde estudiaba para los universitarios. “Fue gracias al programa Fragua – que apunta a convocar, formar y enviar a jóvenes universitarios al mundo para que sean sal y luz y vivan, allí donde están, el Evangelio –  donde crecí mucho en la fe”, comenta.

Asegura que Jesús le dio en ese tiempo una comunidad de amigos en la fe,  muchas herramientas para crecer y para desplegar los dones y talentos que tenía, y así ponerlo al servicio de los demás.

Entrega y decisión
El joven italiano comenzó a pedirle al Señor señales de la misión que le confiaría, con un corazón abierto y amplia disposición.

“Fui poniéndome al servicio para anunciar la fe a otros estudiantes, descubrí el llamado y la vocación. Vi el poder de Jesús y cómo, cuando se acercaban a él, comenzaban a cambiar. También sentí varios cambios en mi vida. Fue el momento donde surgió en mí como un fuego, y la certeza de que anunciar a Jesús era la misión más importante en la vida”, sostiene.

Francesco asegura que anunciar el mensaje del Evangelio es urgente. La Sociedad San Juan lo acompañó desde el primer momento. “La elección de la Sociedad fue casi natural. Era claro, por medio de ella había conocido a Cristo. La Sociedad me dio la fe y una nueva identidad, ahora tengo la misión de anunciarlo a los que no lo conocen”, cuenta con alegría.

Su mayor expectativa es poder servir al Señor cada día con más entrega y fidelidad. Ahora aquí, en la Iglesia de Montevideo y en la Sociedad San Juan a la cual pertenece.