Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu “Que la memoria de Jesús nunca quede como archivo de computadora, sino que sea algo vivo”: Mons. Carlos Collazzi a 20 años del IV Congreso Eucarístico Nacional

El 15 de octubre, a 20 años de la Misa final del IV Congreso Eucarístico Nacional realizado en la ciudad de Colonia, el Obispo de Mercedes, Mons. Carlos Collazzi, presidió una Misa en acción de gracias en la Basílica del Santísimo Sacramento.

Debido a la pandemia solo 50 personas de la comunidad (el aforo permitido para el templo) pudieron participar en forma presencial en la Eucaristía pero cientos se unieron espiritualmente a la celebración que fue transmitida por la página en Facebook de la Parroquia.

En su homilía, el obispo invitó a hacer memoria agradecida “por lo que el Señor nos regaló antes, durante y después del IV Congreso Eucarístico Nacional”, el primero que se realizaba en el interior del país. Evocó a una “comunidad parroquial trabajando intensamente unida” e  invitó a recordar a los compañeros en la  vida comunitaria que trabajaron y dedicaron horas en la preparación del Congreso Eucarístico así como al Padre Pedro Wolcan (hoy obispo de Tacuarembó), Párroco de la Basílica que trabajó intensamente en la organización.

“La misa en la rambla y la Procesión de Corpus hasta la Basílica nos hace recordar a un pueblo que camina a la manera de los discípulos de Emaús, que va escuchando al Señor y experimentando que Él es compañero de camino y vida plena para todos, lo que nos debe movilizar a salir para adelante”, dijo Mons. Collazzi.

Del archivo de Parroquia del Santísimo Sacramento de Colonia

Comentó que en esos días las comunidades diocesanas  se estarían preparando para salir rumbo a Montevideo a participar del V Congreso Eucarístico Nacional, que finalmente no se pudo celebrar como consecuencia de la pandemia. “Las cosas se dieron de otra manera” dijo, y  animó a “descubrir” en esta circunstancia a Dios, que “es amor y misteriosamente se nos hace un pedacito de pan para nosotros, presencia de Jesús que quiere ser el gran compañero de nuestro caminar”.

“Que la memoria de Jesús nunca quede como archivo de computadora, sino que sea algo vivo”, subrayó el Pastor al tiempo que agregó que “la Eucaristía es hacer memoria del amor de Dios que nos salva y, como compañero de camino, nos habla para llegar a los demás, a los pobres y los mas necesitados”. En este sentido, recordó que al finalizar el IV Congreso Eucarístico la comunidad diocesana hizo llegar una importante donación al Hospital de Colonia, “fruto del sacrificio de todos”, para realizar una obra en favor de los mas necesitados. “La Eucaristía es memoria viva del Señor pero también es hacer presente ante Él las necesidades, las alegrías y las penas de todos”, puntualizó.

Mons. Collazzi instó a no perder nunca la memoria que viene de la verdad que nos da Jesús, que nos hace libres y nos permite comprender lo que Dios obra por nosotros. “En ese amor de Dios la Eucaristía nos eleva y proyecta tanto que la Iglesia de la tierra también se hace Iglesia del cielo, y la Iglesia del cielo se hace Iglesia en la tierra: es la maravilla de la Eucaristía, de lo que es la Iglesia y la comunidad”, concluyó.

En este enlace la Parroquia del Santísimo Sacramento de Colonia comparte un álbum de fotos del IV CEN