Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu “Que el Señor suscite en cada uno de nosotros el hambre de Eucaristía” : Celebración de la Solemnidad de Corpus Christi en Montevideo 

DSC_1048-e1497901680800

El Santísimo Sacramento en la puerta de la Catedral Metropolitana / Fuente: DECOS Montevideo

El domingo 18 de junio se celebró la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Como es costumbre en Montevideo, se realizó también la Procesión de Corpus Christi que partió de la Iglesia del Cordón y transitó por la Avenida 18 de Julio. Su punto culminante fue la Plaza Matriz. Luego de la bendición del Cardenal Daniel Sturla se celebró la Eucaristía en la Catedral Metropolitana.

Más de 2000 personas, con una importante cantidad de jóvenes, acudieron a la Procesión a pesar del intenso frío y la amenaza del viento y  lluvia. Los abrigos, las bufandas y los gorros eran la vestimenta obligada para cubrir los dos kilómetros de camino con el Santísimo Sacramento. Muchas familias se acercaron a vivir esta fiesta que celebran los católicos de todo el mundo, y en nuestra ciudad de Montevideo desde su fundación.

Banderas, carteles y estandartes de distintas comunidades acompañaban la Custodia que llevaba el Cardenal Daniel Sturla bajo el palio procesional. Delante los sacerdotes de toda la Arquidiócesis abrían la marcha. Muchos vecinos, sobre todo de la principal avenida, miraban el pasaje del Santísimo Sacramento y del Pueblo de Dios reunidos para la celebración.

“Un abrazo de amigo”

DSC_0918-1024x683

Al culminar la procesión, y antes de la celebración de la eucaristía, el Cardenal Sturla dirigió algunas palabras a los presentes. Dijo que “Aquí Señor, en esta procesión de Corpus y a los pies de esta Catedral, nos encontramos con tu dulce abrazo de amigo. Por eso ya pregustamos el paraíso aún en medio de las dificultades del camino”. Y agregó “Nos invade Señor una inmensa esperanza”.

El Arzobispo de Montevideo preguntó  “¿no será hoy esta, la ciudad donde quieres que muchos formen parte de Tu Pueblo? ¿No habrá muchos, entre nuestros conciudadanos indiferentes, a los que Tú quieres elegir como amigos?” Y afirmó que “Esta ciudad que acaba de rechazar la presencia pública de una imagen de Tú Madre en la rambla: es nuestra ciudad”.

A continuación, el Cardenal profundizó en el tema : “La amamos, la hemos fundado, la ennoblecemos que edificios hermosos y emblemáticos. La cuidamos, estamos en ella presentes con 83 parroquias, más de 100 capillas, casi 80 colegios, cantidad de obras sociales, asistenciales, universidades, obras de promoción. Todo lo que hacemos es para gloria tuya, Señor, y bien de Tu Pueblo”.

El Arzobispo mencionó que “No nos acobarda ninguna negativa, ninguna discriminación. Nuestra respuesta no es con puños altos y airadas protestas, sino que quiere ser con mano tendida y búsqueda del encuentro”. “Corazón sincero, pero también ojos abiertos que no quieren ser ingenuos”, advirtió a los allí presentes.

Elegir a Jesús como Él nos eligió

El Cardenal Daniel Sturla llamó a los católicos a “ser Iglesia en salida como pide el Papa Francisco. El partido se juega en la cancha del barrio, del trabajo, del estudio; no en el vestuario del rincón católico donde nos podemos sentir seguros. Queremos jugar el partido porque Vos, Señor, sos nuestro capitán”.

Fue enfático el Arzobispo de Montevideo al decir que “No tenemos aquí, como nuestros hermanos de Egipto que han muerto mártires por la fe, la violencia del otro lado”. Y esa razón hace que busquemos “ser  valientes testimonios de la fe en esta sociedad plural”.

“Queremos que tu dulce abrazo de amigo sea una oportunidad que todos tengan, y que no sea por nuestra desidia, por nuestra flojera, nuestra cobardía, que muchos queden sin conocerte y sin saberse llamados por ti amigos” agregó.

El Cardenal Sturla quiso presentar ante el Santísimo Sacramento del Altar “a los hermanos que sufren; en los enfermos, en los que traemos cada uno en nuestro corazón” , así como “nuestros hermanos inundados, nos hacemos solidarios con ellos.”

El Arzobispo recordó que en el mes de octubre se realizará el Segundo Congreso Mariano Arquidiocesano. Aseguró que “Trataremos de crecer en una devoción sólida hacia María. Y queremos consagrar nuevamente la Arquidiócesis a su protección maternal”.

Para finalizar, el Cardenal se dirigió a Jesús diciendo “En tu bendición queremos experimentar tu abrazo de amigo, que nos vuelve a elegir. Y nosotros recibiendo la bendición queremos decirte que también te elegimos”. Durante la homilía, de breve duración, llamó a dejar que “el Señor suscite en cada uno de nosotros el hambre de Eucaristía, porque Él se hará presente para ser nuestro alimento”.

Crónica publicada en http://icm.org.uy/senor-suscite-uno-hambre-eucaristia/