Iglesia al día

" La fraternidad es el verdadero remedio a la pandemia y a muchos males que nos han golpeado. Fraternidad y esperanza son como medicinas que hoy el mundo necesita, junto con las vacunas. "
@Pontifex_es

Asambleas Plenarias Noviembre de 2011

Volver a Asambleas Plenarias

Asamblea Plenaria | NOVIEMBRE de 2011

 

 

Mons. Bodeant entrevistado en El País de Montevideo

“Planteamos una especie de Fonasa de la educación”

Tras un año de elaboración, los obispos presentaron esta semana la Carta Pastoral en ocasión del Bicentenario. Monseñor Bodeant, secretario general de la Conferencia Episcopal del Uruguay, se mostró conforme con la repercusión que tuvieron algunos puntos del documento. En una entrevista con El País el obispo de Melo consideró que hubo una “apertura” en Uruguay en cuanto al “laicismo militante”, pero opinó que aún resta darle un espacio a lo religioso dentro de la educación pública, modelo que, dijo, otros países laicos como Francia aplican.

DÉBORAH FRIEDMANN

>> Presentación a la prensa de la Carta Pastoral de la CEU “Nuestra Patria: gratitud y esperanza”

Martes 15 de noviembre de 2011

Mons. Collazzi, presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Cotugno, arzobispo de Montevideo y Mons. Bodeant, secretario de la Conferencia, presentaron hoy en a la prensa, en la sede de la CEU, la Carta Pastoral de los Obispos uruguayos en ocasión del Bicentenario: “Nuestra Patria: gratitud y esperanza”.

 

 

>> Resumen entregado a la Prensa

Se trata de una carta dirigida “a todos los fieles católicos y a todo el Pueblo Oriental”, que los Obispos han preparado a lo largo de este año y presentaron el pasado domingo 13 en Florida, en la Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres.

La carta se inicia con una mirada al pasado en la que prima el recuerdo agradecido de las personas y bienes que han contribuido al desarrollo y grandeza de la Patria, con especial énfasis en quienes lo hicieron animados por su fe católica.

En segundo lugar, se exponen los dos focos con los que los Obispos invitan a mirar nuestra realidad. El primero es Jesucristo y su mensaje, “cuyo anuncio es el aporte específico que la Iglesia brinda a la sociedad”.

También se señala el centro de convergencia para la construcción de la comunidad nacional: la dignidad de la persona humana y sus derechos inalienables, con especial énfasis en el carácter natural de esos derechos, tal como están reconocidos en los tratados internacionales. El derecho a la libertad de conciencia y a la libertad religiosa tienen también un importante desarrollo.

A continuación, en solidaridad con quienes ansían y procuran una sociedad cada vez más justa y fraterna, los Obispos presentan algunos aspectos de la realidad social que les preocupan: el envejecimiento de nuestra población, el alto índice de suicidios, la violencia, la pobreza –especialmente en los niños–, el aumento del consumo de alcohol y drogas, la situación de las personas encarceladas y la violencia doméstica.

El futuro del Uruguay, hacia el cual la carta mira con esperanza, se juega en gran medida en la familia y en la educación. Cada uno de esos dos grandes temas ocupa, respectivamente, un capítulo de la carta.

Se destaca, así, la centralidad de la familia, “valor primordial al que aspiran la inmensa mayoría de nuestros hombres y mujeres” y se exponen algunos de sus problemas: matrimonio y divorcio, cultura de la vida, espiritualidad de la vida familiar y la vigencia de los valores evangélicos. Se propone dar validez civil del casamiento religioso, tal como se da en otras legislaciones.

El capítulo sobre educación comienza con las significativas palabras “hacia adelante”, subrayando el valor transformador de la enseñanza y la educación. Los Obispos recuerdan el aporte histórico de la Iglesia en el campo educativo. Reafirman el derecho de los padres, aún los de escasos recursos, a elegir la orientación de la educación de sus hijos, replanteando el tema de la laicidad y la confesionalidad. Proponen que se abra el sistema de enseñanza a una mayor pluralidad de formas y centros, entendiendo la educación como servicio público de gestión tanto estatal como privada.

Antes del saludo final, dirigido a todos, la carta tiene palabras para la comunidad católica, alentando a los fieles en su misión de contribuir al cambio de la sociedad, con libertad y responsabilidad personales, “trabajando con rectitud en favor del bien común de los uruguayos”.

La carta concluye con un llamado a la unidad de nuestro pueblo: “en el mutuo respeto, en la sana confrontación, juntos reconocemos que el fin no es vencer al otro, sino que hay realidades superiores que, trascendiendo las diferencias, impulsan a la unidad”.

 

 

Asamblea Plenaria de la CEU

Durante esta semana los Obispos se encuentran en Florida celebrando la última Asamblea Plenaria Ordinaria de la Conferencia Episcopal Uruguaya de este año.

La Asamblea comenzó, como es habitual, con un retiro, en esta oportunidad orientado por el Obispo de Salto, Mons. Pablo Galimberti

Tras organizar la agenda de la Asamblea y abordar varios temas de interés pastoral, el miércoles 9 en la noche los Pastores participaron del Homenaje que los artistas del país tributaron a la Patrona de la Patria: “Uruguay le canta la la Virgen de los Treinta y Tres”.

 

 

CARTA PASTORAL EN OCASIÓN DEL BICENTENARIO “NUESTRA PATRIA: GRATITUD Y ESPERANZA”

El viernes 11 los Obispos recibieron a los Vicarios Pastorales y a los Secretarios Ejecutivos de los Departamentos y Comisiones de la CEU. Tras la oración inicial, el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Montevideo, Mons. Milton Tróccoli , presentó la Carta Pastoral de los Obispos con ocasión del Bicentenario “ Nuestra Patria: Gratitud y Esperanza”.

Seguidamente, en grupos organizados por  Sectores Pastorales con participación de los Vicarios Pastorales, se reflexionó en torno a dos de los capítulos de la Carta Pastoral dedicados a los temas Familia y Educación. Luego del Plenario se compartió la celebración de la Euicaristía presidida por el Secretario General de la CEU, Mons. Heriberto Bodeant. Tras el almuerzo, la actividad de la tarde comenzó con el informe sobre actividades ya efectuadas y las planificadas por la Comisión Nacional de Pastoral Familiar de la CEU.

Particularmente, con los aportes de los los integrantes de los Sectores y los Vicarios Pastorales se abordó la celebración del Año de la Familia en 2012. Tras el plenario se dio por concluido el trabajo con los secretarios ejecutivos y los Vicarios Pastorales.

La Carta Pastoral será presentada a las comunidades el próximo domingo, en la Solemne Misa que concelebrarán los Obispos en el Santuario Nacional de la Virgen de los Treinta y Tres. El martes 15, la Carta Pastoral será presentada a los medios de comunicación en conferencia de prensa que ofrecerán el Presidente de la CEU, Mons. Carlos Collazzi; el Arzobispo de Montevideo, Mons. Nicolás Cotugno, y el Secretario General y portavoz de la CEU, Mons. Heriberto Bodeant.