Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

Noticeu “Noche de la Misericordia”: Capilla de Adoración Perpetua de Salto celebró sus 6 años

La Capilla de Adoración Perpetua del barrio Mi Tío de la ciudad de Salto cumplió el sábado 6 de marzo sus 6 años de vida y la comunidad celebró con una “Noche de la misericordia”.

A las 20 horas hubo un tiempo de preparación para la reconciliación y media hora después varios sacerdotes estuvieron disponibles para ofrecer este sacramento. El domingo 7, la celebración prosiguió con una misa solemne presidida por el obispo de Salto, Mons. Arturo Fajardo, al lado de la Capilla San José Obrero .

“Es una fiesta para nosotros, y para esta fiesta preparamos nuestro interior, hacemos limpieza de nuestro corazón, a esto lo llamamos Reconciliación, con Dios en primer lugar, y con nuestros hermanos”, dijeron al diario El Pueblo personas allegadas a la Capilla. “Buscar la Misericordia de Dios es buscar su amor y buscar la Reconciliación es buscar el perdón y el querer perdonar”, agregaron. .

EL TESTIMONIO DE ADRIANA MARTÍNEZ

“Hace seis años apareció en mi vida una fuente de luz, de esperanza y de consuelo.
Había escuchado mucho hablar de las Capillas de Adoración Perpetua existentes en otras partes del mundo, un día leo una invitación a una charla sobre las mismas en la Parroquia Santa Cruz, allí acudí, muy pronto en nuestra ciudad, al lado de la Obra Don Calabria se inauguraría la segunda capilla del Uruguay, si mal no recuerdo.
En la Capilla de Adoración Perpetua es el encuentro de Jesús con uno mismo, no hay Biblia, no hay imágenes, no hay sacerdotes, no hay monjas, no hay gente, salvo alguna persona, pero los asientos están distribuidos de tal manera que si lloras, solo Jesús te escucha, si hay tristeza en tu corazón, preocupación en tu rostro, cansancio es tus manos, allí podes encontrar la calma.
Es un lugar de reflexión, de luz, donde podés llegar a oír al silencio, a tu voz interior.
En los primeros momentos , al escuchar el silencio, tus ideas, tus pensamientos comienzan a entrelazarse de una manera estrepitosa por definirlo de alguna manera, luego el tiempo va pasando, te vas tranquilizando y comenzas a tener pensamientos buenos, lindos, te llega una paz enorme.
A mí me sorprendió un día de lluvia, escuchaba el agua caer y al mismo tiempo el canto de los pájaros, nunca había puesto atención que en un día de lluvia, los pájaros pudieran cantar.
Puedo narrar cientos de hechos donde la paz llega de una manera reconfortable, te ayuda a aclarar las ideas, a encontrar respuestas, allí, donde parece que no las hubiera.
No voy a pedir milagros, voy a pedir paz, sabiduría, luz, esperanza, paciencia, claridad, humildad.
Recordemos que no son los sanos que recurren al médico, recordemos que acercarse a Dios no es de soberbios.
Esta capilla está abierta todos los días, las veinticuatro horas del día (durante todos estos años a excepción de este tiempo de pandemia donde el protocolo establecido es otro).”