Iglesia al día

" Los santos y las santas nos demuestran que se puede alabar a Dios siempre, en los buenos y en los malos momentos, porque Dios es el Amigo fiel y su amor nunca nos abandona. "
Papa Francisco

Noticeu Monseñor Fajardo invita a encontrarse con el Señor en este tiempo de Cuaresma

Con motivo del tiempo de Cuaresma, el Obispo de San José de Mayo, Mons. Arturo Fajardo, elaboró una breve carta para ser compartida con las comunidades de San José y de Flores, en la que anima a vivir con mayor intensidad este tiempo de preparación a la Semana Santa.

La carta lleva por título “TIEMPO DE CUARESMA, TIEMPO DE ENCUENTRO CON EL SEÑOR” e invita a los fieles de la Diócesis a reflexionar sobre las palabras que han sido expresadas al colocar, el miércoles de ceniza, sobre la frente o en nuestras cabeza: ‘convierte tu vida y acepta el Evangelio’ (Mc. 1,15) o ‘recuerda que polvo eres y en polvo te has de convertir’ (Gén 3,19). Se trata de un signo y unas palabras que expresan la necesidad de conversión y aceptación del Evangelio”, expresa Mons. Fajardo.

“La Cuaresma, es un tiempo para reemprender el camino cristiano”, recuerda el obispo y alude a una expresión del Papa Francisco contenida en su reciente Exhortación: “en el encuentro con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”.

El Pastor destaca que  “nos preparamos para celebrar la Semana Santa, en ella vamos a ‘REVIVIR’ los acontecimientos centrales de nuestra fe” e invita a todos los fieles a un sencillo programa de Cuaresma, en el cual se expresan cuatro aspectos: la escucha de la Palabra de Dios, la Eucaristía del Domingo, el Sacramento de la reconciliación y algún gesto de caridad personal o comunitario.

En este año 2014, el Obispo invita a tener un gesto concreto de apoyo al Hogar Juan XXIII, casa Talitha Koum, donde residen 20 niños y adolescentes a tiempo completo en convenio con INAU. Esta es uno de los 5 convenios que la Diócesis gestiona en beneficio de la sociedad. El Obispo al final de esta carta de Cuaresma expresa que, “esta es una oportunidad para conocer, agradecer y apoyar tantas iniciativas solidarias: comedores, policlínicas, merenderos, entre otros, que son un signo visible de fraternidad y servicio que mucho agradecemos”.

“Comenzamos a vivir el tiempo donde todo vuelve a empezar. Que la alegría del Señor Resucitado nos regale nuevas fuerzas para vivir como discípulos misioneros”, concluye el Obispo esta carta que será compartida en las comunidades de la Diócesis en los próximos días de Cuaresma.