Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Mons. Sturla: “Que los cristianos de esta patria tengamos garra charrúa para el partido de la vida”

10387695_693284450738723_2371753322774022315_n

“Tenemos la ‘garra charrúa’ de Mons. Jacinto Vera, el obispo gaucho que se la jugó por el Uruguay y la Iglesia, sin miedo, fiel a su lema: Jacinto triunfará por María”, aseveró el Arzobispo de Montevideo, Mons. Daniel Sturla, en la Solemnidad de Corpus Christi.

El Domingo 22, a las 15 hs, partieron de la Iglesia del Cordón cientos de feligreses montevideanos en la Procesión de Cospus Christi encabezada por el Arzobispo, acompañado por el Arzobispo emérito, Mons. Nicolás Cotugno, el Auxiliar, Mons. Milton Tróccoli y gran parte del presbiterio.

“Danos coraje para llenar de esperanza a nuestra gente… Te necesitamos, Señor, te necesita esta patria que muchas veces te ha escondido, ocultado… negado!!!! Que te ha metido en la nebulosa de ‘creer a mi manera’ y que se aparta así de la fe común, de la fe de tu iglesia!!!!!”, pidió el Arzobispo. “Por eso te pedimos Señor que los cristianos de esta patria tengamos garra charrúa para el partido de la vida, para el que se juega cada día en nuestros estudios y trabajos, en el taller y en la oficina, en el tiempo del hogar!!!!!”, agregó.

“La educación, la inseguridad, la gente que duerme en la calle, pero lo que más nos duele Señor es la falta de esperanza y de coraje que a veces nos envuelve!!!! Hay pocos niños, y aprobamos el aborto… Tenemos una alta tasa de suicidios y de violencia doméstica”, expresó. “Queremos vencer la tentación que muchas veces nos acorrala a los cristianos de no tenerte en cuenta, de ningunearte!!!!!”, subrayó Mons. Sturla. No obstante, reconoció que “tu Iglesia corre el peligro de ser la mayor ONG de nuestra patria, posiblemente la más eficaz y útil para la sociedad: Tenemos escuelas, y universidades, tenemos caif y clubes del niños, tenemos obras de asistencia y de promoción, estamos presentes en medio de nuestra gente, pero nos cuesta anunciarte, transmitirte, hablar de Ti, expresar con claridad que Tú eres la luz del mundo, el camino de felicidad, la verdad que disipa las tinieblas, el consuelo en la tristeza, la esperanza que no defrauda…. “.

“Ayúdanos Señor, a anunciarte con entusiasmo, a no tener vergüenza de decir que te queremos, y que todo lo que hacemos encuentra su sentido en Ti!!!!”, pidió el Arzobispo de Montevideo.

 

Homilía en la bendición de Corpus – 22 de junio de 2014

Te amamos Jesús!!!!

Eso es lo que hoy te hemos dicho al llevarte por las calles de esta querida y hermosa ciudad de Montevideo… Te amamos, sabemos que sos el salvador del mundo, que has ganado para nosotros el mejor campeonato, el mundial de los mundiales, nos has dado la salvación… nos das la felicidad plena para este mundo y para el cielo… ¿Cómo no amarte?

Cerca tuyo nos sabemos amados por el Padre, perdonados por Él, y esto nos llena de paz y de alegría…
Tú eres Señor el pan de vida…
Tú eres Señor el pan de la alegría…
Nos preocupan muchas cosas en nuestra patria:

La educación, la inseguridad, la gente que duerme en la calle, pero lo que más nos duele Señor es la falta de esperanza y de coraje que a veces nos envuelve!!!!

Hay pocos niños, y aprobamos el aborto… Tenemos una alta tasa de suicidios y de violencia doméstica.

Señor nos faltas Tú para llenar de sentido nuestras vidas!!!

Nos faltas Tú, porque te hemos borrado!!!! Te pasamos a segundo plano!
Por eso nosotros que somos tu pueblo queremos hacerte presente!!! Lo hacemos esta tarde, queremos hacerlo siempre.

Queremos vencer la tentación que muchas veces nos acorrala a los cristianos de no tenerte en cuenta, de ningunearte!!!!!

Tu Iglesia corre el peligro de ser la mayor ONG de nuestra patria, posiblemente la más eficaz y útil para la sociedad:

Tenemos escuelas, y universidades, tenemos caif y clubes del niños, tenemos obras de asistencia y de promoción, estamos presentes en medio de nuestra gente, pero nos cuesta anunciarte, transmitirte, hablar de Ti, expresar con claridad que Tú eres la luz del mundo, el camino de felicidad, la verdad que disipa las tinieblas, el consuelo en la tristeza, la esperanza que no defrauda….

Nos falta decir con nuestra vida y nuestra palabra: creemos en Ti Señor Jesús.
Ayúdanos Señor, a anunciarte con entusiasmo, a no tener vergüenza de decir que te queremos, y que todo lo que hacemos encuentra su sentido en Ti!!!!

Pan de vida, Pan de la alegría… ¡Gracias por esta tarde de primavera en pleno invierno! Tú eres el verdadero sol de nuestra patria. El que nos gusta ver flamear en nuestra bandera. El sol que vio nacer nuestra Virgencita de los Treinta y Tres.

Disipa las nubes de nuestra indiferencia y nuestros miedos, que no seamos cristianos light, cristianos de azúcar que se disuelven cuando caen unas gotas de agua. Hoy tenemos la alegría de ver que hay muchos jóvenes y familias, y están las que nunca faltan. Tenemos las “veteranas todoterreno” que te son fieles llueve o truene… las veteranas están. ¡Que aprendamos de ellas Señor, y te digamos: aquí estoy! Hay sin duda jóvenes con espíritu misionero que recorren nuestras calles dando de comer y rezando con los más pobres. Hay niños que aprenden y viven profundamente la alegría de recibirte se preparan con entusiasmo para hacer bien su primera comunión.

Danos coraje para llenar de esperanza a nuestra gente… Te necesitamos, Señor, te necesita esta patria que muchas veces te ha escondido, ocultado… negado!!!! Que te ha metido en la nebulosa de “creer a mi manera” y que se
aparta así de la fe común, de la fe de tu iglesia!!!!!

Por eso te pedimos Señor que los cristianos de esta patria tengamos garra charrúa para el partido de la vida, para el que se juega cada día en nuestros estudios y trabajos, en el taller y en la oficina, en el tiempo del hogar!!!!!

Tenemos testimonios como el de Artigas. El 19 fueron los 250 años de su nacimiento, y ayer 21 de junio recordamos los 250 años de su bautismo, aquí mismo en este lugar donde se levantaba la anterior Matriz. Pero en este mismo templo que hoy vemos celebró el sacramento del matrimonio. Artigas veneró el Santísimo Sacramento y ya en su lecho de muerte cuando se lo trajeron hizo el esfuerzo de levantarse para recibir al Señor.

Tenemos la “garra charrúa” de Mons. Jacinto Vera, el obispo gaucho que se la jugó por el Uruguay y la Iglesia, sin miedo, fiel a su lema: Jacinto triunfará por María.

Señor, que quede ronca nuestra garganta por gritar tu amor.
Tú nos amas Señor, nosotros te amamos. Tú nos eliges, nosotros también te elegimos…
Sí, te queremos Señor Jesús, danos coraje, no permitas que nos apartemos de Ti.