Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

Noticeu Mons. Pedro Wolcan: reconocimiento y gratitud a catequistas 

 

Ante la inminente celebración del Día de la Catequesis, el obispo de Tacuarembó, Mons. Pedro Wolcan, expresa su reconocimiento y gratitud a quienes “con compromiso y dedicación animan y coordinan” este sector, al tiempo que anima a no claudicar en el esfuerzo ante las “dificultades, cuestionamientos y ‘complejidades’ que se presentarán en el camino”.

En la carta que dirige a sus comunidades diocesanas, a través del Boletín digital Manantial, Mons. Wolcan reitera, asimismo, su invitación a participar en la consulta de la Asamblea Eclesial Latinoamericana y del Caribe.

“En medio de todo este sentir evangelizador y de apertura quiero hacer referencia y motivar a la participación en la consulta de la Asamblea Eclesial Latinoamericana y del Caribe, ya nos hemos referido e insistimos en el presente”, señala el pastor. “No menor es la referencia que en el presente mes hacemos al celebrar la Jornada de la Catequesis, sitio evangelizador por excelencia para todas las etapas de la Vida. Destaco la catequesis de niños, a sus catequistas y familias que por sus niños también participan de ella. Reconocimiento, gratitud y oración reciban quienes con compromiso y dedicación animan y coordinan este sector al que le hemos dado un nuevo impulso con el inicio del nuevo itinerario y que vemos se viene asumiendo en gran parte de la Diócesis”, acota.

Al concluir su mensaje insta a no claudicar en el esfuerzo y advierte que  “no serán ajenas dificultades, cuestionamientos y ‘complejidades’ que se presentarán en el camino”. “La perseverancia y constancia serán lo que dará frutos. Será entonces un aporte ‘fundante’ “para que Jesucristo sea el primero en todo”, subraya.

————-

Carta a la Comunidad Diocesana

A quienes reciben “Manantial”

“para que Jesucristo sea el primero en todo”

Gracia y Paz para todos

Llego una vez más a Uds. desde el compromiso que asumí como Pastor de esta Iglesia Particular de Tacuarembó, en la celebración del 12 de agosto de 2018. 

Vivo recuerdo que se hace actual no sólo en la fecha indicada sino en el diario vivir y en todo despertar y particularmente cuando recorro ciudades y pueblos encontrándome con tantos de Uds. y con otros más, cuando transito por las rutas y caminos y que me permiten disfrutar de nuestra geografía.

Doy gracias al Señor Buen Pastor y a Su Espíritu que remodelan mi vida y Ministerio como a cuantos con responsabilidad y vocación bautismal como Ministerial y de Vida Consagrada me ayudan al discernimiento para logar el Bien del Evangelio en favor de quienes estamos llamados a Servir como Comunidad de Fe y Caridad.

La siembra de la semilla del Evangelio y la Eucaristía son los fundamentos para la conformación de Comunidades fuertes y testimoniales en su conjunto como en sus miembros. Es la opción planteada y promovida para que resulten nuestras comunidades abiertas a la sociedad y entusiasmantes para la participación de los más, formando así el Pueblo de Dios que peregrina en el “Uruguay profundo”.

En medio de todo este sentir evangelizador y de apertura quiero hacer referencia y

motivar a la participación en la consulta de la Asamblea Eclesial Latinoamericana y del Caribe, ya nos hemos referido e insistimos en el presente.

No menor es la referencia que en el presente mes hacemos al celebrar la Jornada de la Catequesis, sitio evangelizador por excelencia para todas las etapas de la Vida. Destaco la catequesis de niños, a sus catequistas y familias que por sus niños también participan de ella. Reconocimiento, gratitud y oración reciban quienes con compromiso y dedicación animan y coordinan este sector al que le hemos dado un nuevo impulso con el inicio del nuevo itinerario y que vemos se viene asumiendo en gran parte de la Diócesis.

No claudiquemos en el esfuerzo, no serán ajenas dificultades, cuestionamientos y

“complejidades” que se presentarán en el camino. La perseverancia y constancia serán lo que dará frutos. Será entonces un aporte “fundante” “para que Jesucristo sea el primero en todo”.

+ Pedro Wolcan Olano

Obispo de Tacuarembó