Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Mons. Fajardo ordenará diácono a un religioso Oblato de María Inmaculada

El domingo 5 de mayo, el Obispo de San José de Mayo, Mons. Arturo Fajardo, ordenará diácono al religioso de los Oblatos de María Inmaculada, Héctor Rubén Ortega Martínez, de origen paraguayo.

El seminarista será ordenado diácono en la Parroquia de Ciudad del Plata (Km. 27 de la ruta 1 vieja), a las 16 hs.  El lema elegido por él es: “En tu nombre Señor, echaré las redes”, una frase tomada del evangelio de san Lucas.

La Parroquia de Ciudad del Plata y la de Libertad en la Diócesis de San José de Mayo, fueron confiadas hace muchos años al cuidado pastoral de losOblatosde María Inmaculada, OMI. Después de muchos años que no se realizaba una ordenación Oblata en Uruguay, Héctor será ordenado diácono para esta familia religiosa. La anterior ordenación, fue presbiteral, el 8 de octubre de 1995, en la cual fue ordenado sacerdote Jorge Albergati, nacido en la ciudad de Libertad y actualmente vicario parroquial en la Parroquia de Ciudad del Plata.

Héctor Rubén Ortega Martínez, tiene 35 años. Nacido el 1 de diciembre de 1977, en La Pastora, municipio paraguayo en el departamento de Ca´aguazú. Sus padres: Justino Ortega Bazán y Andresa Martínez de Ortega. Su familia compuesta de 7 hermanos, 5 varones y 2 mujeres, de los cuales Héctor es el quinto. Fue bautizado en la Parroquia Santo Domingo de Guzmán  de la Pastora, el 12 de abril del 1978. Tomó su primera comunión, en la Capilla San José Obrero, el 20 de diciembre de 1984.

En la Escuela Isabelino González hizo sus estudios primarios. En el Colegio Nacional La Pastora, cursó de 1º a 5º año liceal y su último año en el Colegio Rosa Pelletier, que se encuentra en Asunción, capital de Paraguay, obteniendo su promoción en el año1996. Aeste ciclo, le siguieron 3 años de Filosofía y Ciencias Humanas en el Instituto Superior de Teología de la Universidad Católica, Nuestra Señora de la Asunción y 4 años de formación en Teología y Ciencias Pastorales en el mismo Instituto.

 Héctor, realizó una experiencia de formación para catequistas en el Instituto catequístico arquidiocesano en Asunción, con un Diplomado en formación cristiana y cultura religiosa. En el 2007, ya en Montevideo, obtuvo el título de bachiller en Teología de laFacultad de Teología del Uruguay, Monseñor Mariano Soler.

El ingreso a la familia de San Eugenio de Mazenod, losOblatosde María Inmaculada, fue en 2008, cuando comenzó el Noviciado en Guatemala. Luego, se trasladó a Cochabamba, Bolivia, donde hizo una especialización durante 2 años en Misionología. Efectuó, asimismo, varios cursos y talleres sobre Interculturalidad, la pastoral juvenil y vocacional.

La experiencia de las misiones en el departamento de Concepción y en el chaco en Paraguay marcaron la vocación de Héctor. Su compromiso con losOblatoscomenzó trabajando en los centros educativos, en la formación de agentes de pastoral y en la radio Pa´i pukú, sumado el acompañamiento como animador y asesor del grupo de jóvenes de la parroquia.

En Guatemala, Héctor trabajó en el Hospital Hermano Pedro, un centro de atención para gente con capacidades diferentes, además de la labor con los indígenas mayas de localidades de campaña.

En Bolivia acompañó por más de 2 años en la CBR (Conferencia Boliviana de religiosos) como presidente de los jóvenes consagrados y miembro del equipo directivo de los adultos. Además, colaboró como responsable de la formación de los jóvenes que se preparan para el sacramento de la Confirmación y en la pastoral juvenil-vocacional de la provincia de los oblatos de Bolivia.

En Ciudad del Plata trabajó durante un año en la pastoral de adolescentes y en la pastoral juvenil, también con grupo de niños y de confirmación para adultos.

De regreso en Montevideo, pudo servir en un hogar de niños y niñas de bajos recursos y con dificultades familiares “Hogar San Gabriel”,  de las Hermanas del Perpetuos Socorro.

Actualmente, Héctor se desempeña como coordinador y asesor responsable del departamento pastoral del Colegio San José, OMI. Junto a este servicio, colabora activamente con el trabajo en la pastoral juvenil de losOblatosde María Inmaculada, OMI del Uruguay y en el Cerro de Montevideo, como responsable del grupo de jóvenes.

Héctor Ortega, es religioso de los Oblatos, luego de haber culminado la etapa de formación primera como novicio y luego la de formación permanente. Al término de este camino, recibió los votos perpetuos como religioso de los Oblatos el 12 de diciembre de 2012 en la Parroquia San Rafael de Montevideo.

Fuente: Red Diocesana, Boletín Digital del DECOS- SAN JOSÉ