Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Mons. Daniel Sturla: “La paz es posible, con la ayuda del Altísimo”

Fotografía de la Prof. Beatriz Torrendell

Fotografía de la Prof. Beatriz Torrendell

“Lo que hoy se realizará en el Vaticano no será un acuerdo político, ni se trata de una estrategia diplomática, sino de la confianza en que ‘la oración lo puede todo’”, dijo este Domingo 8, el Arzobispo de Montevideo, Mons. Daniel Sturla, en el marco del momento de oración por la Paz compartido junto a representantes de la comunidad judía y de la comunidad árabe cristiana y musulmana, en la Catedral Metropolitana.

A las 12:30 hs, luego de una breve introducción por parte del Arzobispo de Montevideo, se dio lectura de un salmo por la paz. Luego de que cada representante religioso encendiera una vela, Mons. Sturla invitó a los presentes a “dejar unos minutos de silencio para que cada uno desde su corazón y desde su fe, eleve al Señor, una oración por la paz”. Para finalizar, el coro de Cristina García Banegas entonó el Himno a la Alegría.

Texto de las Palabras pronunciadas por el Arzobispo de Montevideo, Mons. Daniel Sturla

Queridos amigos y amigas:

El papa Francisco en su reciente visita a Tierra Santa ha tenido esta iniciativa de invitar a “su casa” a los Presidentes de Israel y de la Autoridad palestina. Esta tarde “estarán juntos para rezar” en los jardines vaticanos, junto con el Patriarca Ecuménico de Constantinopla. Para los cristianos hoy es el día de Pentecostés, día de encuentro entre diversos, por la acción del Espíritu de Dios.

Lo que hoy se realizará en el Vaticano no será un acuerdo político, ni se trata de una estrategia diplomática, sino de la confianza en que “la oración lo puede todo”. Más allá de las naturales polémicas que suscita todo lo que atañe a esta situación compleja, el deseo fuerte de todos los hombres de buena voluntad es la paz.

Quiero mencionar que el Gran Rabino en el Uruguay Ben-Tzion Spitz y el Rabino Ariel Kleiner me han enviado su adhesión a este encuentro. Al igual que lo han hecho los integrantes argentinos y uruguayos del Programa Ecuménico de Acompañamiento en Palestina e Israel del Consejo Mundial de las Iglesias reunidos en Colonia Valdense.

El primer Papa que pronunció un discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas dijo con fuerza recordando el sufrimiento de tantos por causas bélicas: “¡Nunca más guerra! ¡Nunca más guerra! Es la paz, la paz, la que debe guiar el destino de los pueblos y de toda la humanidad”.

A San Francisco de Asís, el santo de la alegría y de la paz, de quien toma su nombre el Santo Padre, se le atribuye una hermosa oración:

“Señor, haz de mí un instrumento de tu paz”.

La presencia de representantes de la comunidad judía y de la comunidad árabe cristiana y musulmana en nuestra Catedral, es un signo, unido al que se realiza hoy en todo el mundo y especialmente al encuentro del Vaticano, que la paz es posible, con la ayuda del Altísimo.

Invito a encender estas velas A REPRESENTANTES DE LAS COMUNIDADES JUDÍAS Y ÁRABES EN EL URUGUAY y a dejar unos minutos de silencio para que cada uno desde su corazón y desde su fe, eleve al Señor, una oración por la paz.