Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu Mons. Collazzi invita a vivir la Navidad con alegría, en la certeza de que Dios está junto a su Pueblo

El Obispo de Mercedes, Mons. Carlos Collazzi, destaca en su Mensaje navideño 2013 que “es grande nuestra alegría de cristianos al celebrar Navidad” y advierte que “esta alegría no es un sentimiento artificial” ni un “simple estado de ánimo pasajero”, sino que “está basada en la certeza de la presencia de Dios junto a su Pueblo”. 

“El Salvador vino a reunirnos, entregando su vida, nos hace pasar de toda tristeza al gozo, de lo absurdo y contradictorio al sentido profundo de la vida, del cansancio y desaliento a la esperanza que no defrauda; de las divisiones y fragmentaciones al cultivo del valor de la unidad; de las luchas y rencores a la madurez de levantar la mirada para no dejarnos atrapar por visiones apasionadas y del momento”, subraya el Pastor. 

Mons. Collazzi aboga en su Mensaje para que el año 2014, de elecciones nacionales, “sea para todos un tiempo de respeto, diálogo y fraternidad buscando ser constructores del Uruguay basado en los cimientos de la libertad, justicia, verdad y amor”.

El Obispo de Mercedes invita, asimismo, a la Familia Diocesana, a “que el Año Nuevo, lo vivamos en un fuerte espíritu de comunión y participación”.

 

                           ¡VINO A SALVARNOS!
          Mensaje de Navidad del Obispo Diocesano

La Madre Iglesia nos invita en estos días a la ALEGRÍA. “Alegrémonos todos en el Señor, porque ha nacido nuestro Salvador” Vino desde el Cielo para nosotros, el que es la Paz verdadera. Al iniciar el tiempo de preparación  a la Navidad, entregué a toda la Diócesis un Mensaje  invitando a vivir el tiempo de Esperanza porque el Señor llega y viene a salvarnos. Viene a entregarnos su salvación y a su vez, a llamarnos al compromiso para que cooperemos en la construcción de los Cielos nuevos y la Tierra nueva. ¡Él ha asumido todo y lo transforma! ¡Él hace nuevas todas las cosas! Al concluir el Año de la Fe, el Papa Francisco, nos ha dirigido una preciosa Exhortación Apostólica que titula: “La Alegría del Evangelio” (EG 8) Alegría que “llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús” y nos invita a “nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría” (EG 1)

Nos dice Francisco: “El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien” (EG 2)

Y luego invita a “cada cristiano, en cualquier lugar y situación en que se encuentra a renovar ahora mismo su encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar con Él, de intentarlo cada día sin descanso. No hay razón para que alguien piense que esta invitación no es para él, porque nadie queda excluido de la alegría reportada por el Señor” (EG 3)

Es grande nuestra alegría de cristianos al celebrar Navidad. El Salvador vino a reunirnos, entregando su vida, nos hace pasar de toda tristeza al gozo, de lo absurdo y contradictorio al sentido profundo de la vida, del cansancio y desaliento a la esperanza que no defrauda; de las divisiones y fragmentaciones al cultivo del valor de la unidad; de las luchas y rencores a la madurez de levantar la mirada para no dejarnos atrapar por visiones apasionadas y del momento.Esta alegría no es un sentimiento artificial, no es un simple estado de ánimo pasajero. Está basada en la certeza de la presencia de Dios junto a su Pueblo.

Nos auguramos que los saludos y augurios de estos días, marquen el 2014.  Lo comenzaremos iluminados por el lema: “La fraternidad, fundamento y camino para la paz” (47ª Jornada Mundial de la Paz);  y que este año de Elecciones Nacionales, sea para todos un tiempo de respeto, diálogo y fraternidad buscando ser constructores del Uruguay basado en los cimientos de la libertad, justicia, verdad y amor.

Querida Familia Diocesana: los invito y les auguro que el Año Nuevo, lo vivamos en un fuerte espíritu de comunión y participación. La elaboración del Plan Pastoral en sus etapas finales, ocupe un lugar preferencial en el quehacer pastoral de toda la Diócesis. El Plan expresará nuestro modo de ver, de pensar y de actuar en la Sociedad en la que vivimos para anunciar a Jesucristo. 

Marcará una nueva etapa evangelizadora de la Diócesis, motivada por la Exhortación Apostólica de Papa Francisco. Se la confiamos a María, Madre del Evangelio Viviente.Con mis augurios de muy Feliz y Santa Navidad, y un 2014 lleno de la Paz que nos da el Señor

Con mi Bendición 

                                                        + Carlos María Collazzi                                                            Obispo de Mercedes

Mercedes, 17 de diciembre de 2013
53º aniversario de la Creación de la Diócesis