Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

Noticeu Mons. Collazzi invita a la Misa Crismal y a un tiempo de Adoración y Reconciliación

collazzi_celam

El Obispo de Mercedes, Mons. Carlos Collazzi, invitó a sus comunidades a participar de la Misa Crismal el Miércoles Santo 1 de abril, en la Basílica “Santísimo Sacramento” de la ciudad de Colonia del Sacramento.

En una carta dirigida a los Presbíteros, Diáconos, religiosos, Diáconos, seminaristas y a todo el Pueblo de Dios, el Pastor explica la relevancia de esta Eucaristía, que tendrá lugar a las 18 hs y será la única ese día en toda la Diócesis. Por una parte, Mons. Collazzi alude a la celebración del Año de la Vida Consagrada, “vida que quiere ser una profundización del Bautismo” , y “motivo para agradecer la vida de tantos diocesanos que han respondido al llamado del Señor y de pedir el regalo de nuevas vocaciones”.

Por otra parte, el Obispo acota en su invitación, que “desde el día que celebramos la Misas de tan profundo significado para todos, tendremos un nuevo Plan Pastoral que nos exhortará a abrir nuestra Iglesia Diocesana a la Misión Permanente para que descubra los brotes de vida presentes en toda realidad y comparta en pequeñas comunidades el amor del Padre con jóvenes y familias (Objetivo Pastoral 2015-2019)”.

Otra particularidad de esta Misa Crismal es que se cumplen 15 años de la realización del 4º Congreso Eucarístico Nacional (Colonia del Sacramento) razón por la cual Mons. Collazzi invita a sumarse a un tiempo de Adoración y la posibilidad de celebrar el Sacramento de la Reconciliación a las 16.30 hs.

Esta Carta será leída en todas las Celebraciones del Cuarto Domingo de Cuaresma en toda la Iglesia Diocesana antes de la Bendición final.

A los PRESBÍTEROS y DIÁCONOS;
CONSAGRADOS, SEMINARISTAS, CANDIDATOS AL DIACONADO PERMANENTE, y a todo el PUEBLO DE DIOS
Diócesis de Mercedes

Querida Familia Diocesana:

En este cuarto domingo del tiempo de Cuaresma, resuenan en nuestros corazones las palabras  de la Buena Noticia que la Madre Iglesia hoy nos proclamó: “Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo  el que cree en Él no muera, sino que tenga Vida eterna”. Próxima la celebración anual del Misterio Pascual de Nuestro Señor Jesucristo, los invito para la celebración de la MISA CRISMAL.

La Misa Crismal nos habla de nuestro pertenecer a Jesucristo por el Bautismo, la Confirmación y el Orden Sagrado. Participamos de diversas maneras de su Unción y de su Misión.

Estamos en el Año de la Vida Consagrada, vida que quiere ser una profundización del Bautismo. Motivo para agradecer la vida de tantos diocesanos que han respondido al llamado del Señor y de pedir el regalo de nuevas vocaciones.

Desde el día que celebramos la Misas de tan profundo significado para todos, tendremos un nuevo Plan Pastoral que nos exhortará a abrir nuestra Iglesia Diocesana a la Misión Permanente para que descubra los brotes de vida presentes en toda realidad y comparta en pequeñas comunidades el amor del Padre con jóvenes y familias (Objetivo Pastoral 2015-2019)

Algunas celebraciones particulares manifiestan de manera especial el misterio de la Iglesia, entre ellas la liturgia anual de la Misa Crismal.

Esta Celebración, única celebración de la Eucaristía, ese día, en toda la Diócesis, será en la Basílica “Santísimo Sacramento” de la  ciudad de Colonia del Sacramento a la hora 18, del Miércoles Santo, 1º de abril.

¡Estamos a 15 años  de la realización del  4º Congreso Eucarístico Nacional!

Previamente desde la hora 16,30 tendremos un tiempo de Adoración y posibilidad de celebrar el Sacramento de la Reconciliación.

Nuestra oración, para que al concluir este tiempo de Cuaresma, nos veamos renovados al dar el “SI, CREO” de la Vigilia Pascual. Que este tenga toda la firmeza que viene del contemplar al Vencedor del pecado y de la muerte que fue levantado en alto, para que todos los que creen en Él tengan Vida eterna.

Con mi Bendición

+ Carlos María Collazzi
Obispo Diocesano

Mercedes, 3 de marzo de 2015
Año de la Vida Consagrada