Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

Noticeu Mons. Antúnez animó al clero de Diócesis de San José y de Florida “a cicatrizar las fisuras en el corazón y en la acción”

 

El obispo de San José de Mayo, Mons. Fabián Antúnez predicó el retiro que el presbiterio de su Diócesis y de la Diócesis de Florida compartieron la pasada semana en la Casa de Retiros Jesús Buen Pastor de Florida.

El retiro culminó con la Santa Misa celebrada a los pies de la patrona de la patria, la Virgen de los Treinta y Tres, en su Santuario Nacional. Presidida por Mons. Antúnez y concelebrada, en otros, por el obispo de Florida, Mons. Martín Pérez Scremini, el obispo de San José de Mayo tuvo a su cargo la homilía. En su prédica repasó algunos conceptos trabajados en las distintas jornadas de retiro compartidas y llamó “a cicatrizar las fisuras en el corazón y en la acción, consolados por el Señor, enviados a la misión”.

“Suscitar caminos de crecimiento y motivos de esperanza acercando a las personas al corazón de Cristo”

Luego de la Misa, el obispo fue entrevistado por el Lic. Martín Amaya, del Decos de Florida, donde compartió sus deseos ante la nueva responsabilidad asumida, especificó su vínculo con el Papa Francisco y explicó el sentido del lema que eligió para definir su ministerio episcopal.

Ante la pregunta de cuáles son los principales desafíos de la Diócesis que pastorea, Mons. Antúnez dijo que la está conociendo, comenzando las primeras visitas y celebrando con las comunidades. Expresó que los desafíos residen volver a traer la gente pos pandemia, volver a reunir a las comunidades y acercar a los que han estado más alejados. Otro desafío también, a su parecer, es “atraer a los jóvenes, ser significativos para ellos, poder darles horizontes de sentido y formar a los laicos y adultos mayores para que sean agentes pastorales”.  Explicó, asimismo, que su deseo es “suscitar un proceso de encuentro, caminos de crecimiento y motivos de esperanza acercando a las personas al corazón de Cristo”.

Consultado en torno a su cercanía con el Papa, Mons.Antúnez comentó que se conocen pero que no vivieron juntos porque cuando él ingresó a la Compañía de Jesús, en 1992, el Papa ya era obispo auxiliar. Explicó, no obstante, que compartieron más momentos durante su etapa de formación.

Dijo que su aceptación al nombramiento como obispo de San José fue en respuesta al cuarto voto que realizan los jesuitas y que consiste en la la fidelidad al Papa para las misiones, ya que no es usual que un jesuita sea Obispo, porque, puntualizó, según las constituciones no deben buscarlo. Sin embargo, por dicho cuarto voto entendió que en este caso era la voluntad del Papa y fue para él “una sorpresa y una fidelidad a lo que el Papa quería”.

Respecto al lema elegido para definir su ministerio episcopal, Ut Serviam (para servir o para que yo sirva), Mons. Antúnez explicó que lo tomó del escudo del Colegio Seminario de los jesuitas en Montevideo, donde primero prestó su servicio como director pastoral y, luego, como rector, y que para él significa llevar al escudo episcopal a esa comunidad que le ungió como pastor y a la cual le tiene mucho cariño.

Imágenes y video https://www.iglesiacatolicaflorida.org/l/conocemos-al-nuevo-obispo-de-san-jose/