Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

Noticeu “La Iglesia se renovará si vuelve a la Palabra”: Pbro. César Buitrago en la defensa de su tesis doctoral 

38757660_2049903525083510_4323159225107742720_o

Pbro. César Buitrago

El Pbro. César Buitrago defendió el jueves 9 de agosto, en la Facultad de Teología del Uruguay, Mons. Mariano Soler, su tesis doctoral titulada “La fontalidad de la Sagrada Escritura en vista de la Nueva Evangelización: investigación sobre la Animación Bíblica de la Pastoral”.

Se trata de la primera tesis a nivel mundial sobre el sintagma de Animación Bíblica de la Pastoral (ABP) y fue aprobada con la nota Magna Cum laude.

Con la publicación de esta tesis el Pbro. Buitrago se convierte en Doctor en Teología. El Pbro. Buitrago es colombiano, y se encuentra en nuestro país, concretamente en la Diócesis de Florida, hace 15 años. Fue traído a Uruguay por el Obispo emérito de esa Diócesis, Mons. Raúl Scarrone, quien lo ha acompañado desde su diaconado, hace ya 18 años. Una vez en Uruguay prestó su servicio ministerial en la Iglesia Catedral y Santuario Virgen de los Treinta y Tres de Florida. El actual Obispo Diocesano, Mons. Martín Pérez Scremini lo nombró hace tres años Vicario General de la Diócesis.

Previo a la defensa de la tesis doctoral del sacerdote, la Facultad de Teología junto a la Federación Bíblica Católica y a la Comisión Nacional de la animación Bíblica de la Pastoral (CEU), propiciaron la conferencia Bíblico-Pastoral: “El don de Dios como Padre” (Mt 5-7), a cargo de Mons. Santiago Silva Retamales, Presidente del episcopado chileno.

38955248_2049905508416645_5373841391170355200_o

La presentación de la tesis del Pbro. Buitrago,  al igual que la conferencia del obispo chileno, tuvo lugar en el Aula Magna de la Facultad y contó con la presencia de una numerosa concurrencia.

El tribunal que evaluó la tesis y su defensa estuvo integrado por Pbro. Dr. Daniel Kerber (Presidente), Mons. Dr. Antonio Bonzani (segundo relator), el Pbro. Dr. Ricardo Ramos Blassi ( relator de la tesis doctoral) y Mons. Santiago Silva Retamales (relator adjunto).

Al inicio del acto académico, el Secretario Académico de la Facultad de Teología, P. Fabián Silveira sac, dio la bienvenida a los presentes, agradeciendo especialmente al Gran Canciller de la Facultad, Cardenal Daniel Sturla (Arzobispo de Montevideo) y a los obispos Mons. Martín Pérez Scremini, Mons. Raúl Scarrone, Mons. Hermes Garín, Mons. Orlando Romero y Mons. Pablo Jourdan. Asimismo, agradeció al Presidente del episcopado chileno, Mons. Silva Retamales y al Prof. Gerardo García de la Federación Bíblica Católica de Latinoamérica y el Caribe (FEBIC).

38839150_2049900935083769_4854844724307034112_o

de izq a dicha: Mons. Martín Pérez Screminiñ Mons. Rodrigo Bilbao, Encargado de Negocios de la Nunciatura Apostólica; Mons. Orlando Romero, Mons. Raúl Scarrone y Cardenal Daniel Sturla.

El Aula Magna de la Facultad se colmó con la asistencia de sus docentes, Rectores de los Seminarios, seminaristas, estudiantes, integrantes de las comunidades de Florida y amigos de la Animación Bíblica.

Seguidamente, hizo uso de la palabra el Pbro. Kerber, quien explicó cómo estaba constituido el tribunal y el desarrollo del acto académico.

Destacó que “la defensa pública de una tesis doctoral ante un tribunal constituido es una instancia importante en la vida de nuestra facultad”. “El doctorado supone un avance de la ciencia teológica, y parte de la finalidad de la Facultad es ofrecer a la Iglesia un pensamiento teológico que vaya avanzando”, subrayó.

Al dar inicio a la defensa de su tesis, el Pbro. Buitrago agradeció a los presentes e historió brevemente su vínculo con Uruguay y sus Pastores.

“Este momento es la suma de muchos gestos, de muchas entregas y de muchas renuncias”, resaltó el Presbítero.

Al aludir al estatu quo, el sacerdote explicó que esta investigación se ubica “en el permanente llamado que en los últimos años nos han venido haciendo los Pastores para que la Iglesia se renueve, sea una Iglesia capaz de dar vida, por eso no es un llamado de los Pastores propiamente, sino un llamado del Espíritu Santo, que a través de los Pastores nos invita a nosotros a renovarnos”. “Lo interesante es que este llamado siempre aparece unido a volver a la Palabra. Hay una viva conciencia de que la Iglesia se renovará si vuelve a la Palabra, al Logos encarnado”.

“El llamado que nos hacen los Pastores a una Iglesia renovada desde la Palabra de Dios hoy se expresa con el sintagma de Animación Bíblica de la Pastoral”, sostuvo. “Esa es la propuesta: la Palabra de Dios sea la fuente, la savia, el fundamento de todo el ser y hacer de la vida y misión de la Iglesia”, expresó.

El Presbítero aclaró que “hoy no hablamos de la Palabra como realidad transversal, como se habló en algún momento, sino que hablamos de la Palabra de Dios como realidad fontal, como realidad que fecunda, que da vida, donde brota el verdadero espíritu que necesitamos nosotros para presentar a Jesús Resucitado”

Ofreciendo un esquema de su tesis, Buitrago planteó el objetivo general de la misma:  “Presentar la Palabra de Dios como realidad fontal del ser y hacer en la vida y misión de la Iglesia desde el modelo de la ABP , en el marco de la Pastoral Orgánica que responda a las exigencias de la Nueva Evangelización”.

La tesis consta de 4 Capítulos que se desarrollan en más de 350 páginas.

38869748_2049902935083569_5118622584627265536_o

GÉNESIS DE LA ABP

El primer capítulo se titula “Génesis de la Animación Bíblica de la Pastoral” y  aborda de dónde viene la realidad que hoy se denomina ABP. Su investigación abarcó un período de tiempo que se extiende de 1984 a 2010.

El Presbítero compartió, entre otros aspectos, que el estudio de campo evidenció “cómo se fue pasando de un lenguaje apologético a un lenguaje dialogal, de una Iglesia que quiere que sea la Palabra la que nutra, la que de fuerza y se convierta en eje de todo lo que se va realizando”. “De ahí que se puede decir que la Dei Verbum es la carta magna de la ABP”, resaltó. En su investigación también se detuvo en las Asambleas Generales del episcopado latinoamericano, notando cómo los obispos “fueron evolucionando en la forma de concebir la Palabra hasta entregar a la Iglesia el hermoso documento de Aparecida”. Este documento “tiene una riqueza que necesitamos asumir para presentar a todo el pueblo de Dios”, enfatizó.

Refiriéndose al proceso de gestación del sintagma de la ABP, el Pbro. Buitrago planteó que tiene 3 momentos. Un primer momento es el europeo, surgiendo en el seno de un pequeño grupo de la FEBIC donde se sugiere que “la Palabra de Dios no puede ser tratada como una Pastoral más, sino que debe ser la savia que nutra de vida a todas las pastorales”. Un segundo momento es latinoamericano y se evidencia en el Documento de Aparecida, y un tercer momento es el Sínodo de la Palabra, quedando plasmada la expresión Animación Bíblica de la Pastoral en la Exhortación apostólica postsinodal “Verbum dominum”.

“La ABP es una intuición de la iglesia latinoamericana, que si bien nace en un contexto europeo, es en Latinoamérica que se le acoge, se le cuida y se presenta a todo el Pueblo de Dios”, aseveró el Pbro. Buitrago.

TEOLOGÍA DE LA ABP

En el segundo capítulo de la tesis se presenta la Teología de la ABP, el fundamento de los otros tres capítulos.

“Propongo una mirada al Logos, al verbo encarnado, a volver a la fuente”, expresó al tiempo que puntualizó que “ahí la escucha es el gran mandamiento y desde la escucha la obediencia”.

Posteriormente, se refirió a la “verdadera valorización de la sacramentalidad de la Palabra”. “Una palabra que dice y hace para poder para generar algo, es performante”, precisó.

Citando a Benedicto XVI el Pbro. Buitrago , señaló que “el hablar del hombre cuando se dirige a Dios se convierte en Palabra de Dios” y “es un doble movimiento, que encuentro novedoso, que el Papa se anima a decir y es una oferta que nos hace Dios para que nuestro hablar no quede solo en eso, en un hablar”.

Luego del fundamento cristólogico en ese capítulo de la tesis el Pbro. Buitrago aborda el fundamento eclesiológico. En este sentido aclaró que “el Verbo engendra a la Iglesia pero la Iglesia engendra a la Palabra”. Y agregó  que “la apalabra nace en un contexto de comunidad y luego se plasma por escrito”. Seguidamente hizo una breve referencia a la importancia de la Palabra en la Liturgia y la incidencia que tiene en el ser del hombre.

HACIA UNA ABP HOY

El tercer capítulo de la tesis se titula “Hacia una ABP hoy”, siendo la cuestión de fondo de este el cómo se entiende hoy la ABP. El Pbro. Buitrago destacó los logros y el progreso que ha constatado en la mirada sobre la Animación Bíblica, superando una visión meramente academicista o intimista. “Es necesario el estudio y que toque lo intimo, por eso es íntima y no intimista”, aclaró.

Seguidamente, aseguró que “la ABP se comprende solo en el marco de la Pastoral orgánica”. Y en este punto expresó que se produjo un “cambio profundo” porque  “cuando hablábamos de Pastoral Bíblica hablábamos de una pastoral más dentro de las otras pastorales. En la ABP nosotros reflexionamos y nos concebimos como el Cuerpo de Cristo: Cristo es la cabeza, nosotros su cuerpo, donde todos sus miembros son importantes”. Habla de la etimología de ABP y desarrolla el ser, la naturaleza, el hacer, y el saber hacer de la ABP.

En la ABP se alude una Palabra “en diálogo con todas las realidades existenciales, generadora de encuentros salvíficos”, resaltó.

PERSPECTIVAS DE LA ABP

En el cuarto capítulo se ofrecen las “Perspectivas de la ABP”, hacia dónde apunta.

El Pbro. Buitrago dijo que una síntesis general de la tesis puede ser Marcos 3, 13-14. “Llamó a los que quiso para que estuvieran con él y enviarlos a evangelizar”.

Advirtió que al evangelizar suele presentarse el dilema de hacerlo siguiendo dos modelos: uno reside en reunirse, formular proyectos y estrategias, pedir financiación y luego ir al Sagrario a orar al Señor y pedirle que él se comprometa con este proyecto de su Iglesia. El otro modelo es “estar con Él, ponernos a la escucha de la Palabra, preguntarle qué quiere decirle hoy a su pueblo” y después poner nuestras cualidades en el escritorio. Este último es el espíritu de la ABP, manifestó. Se trata de “una evangelización animada por la Palabra de Dios”.

“La ABP se revela como necesidad vital para que sea la Palabra de Dios la que origine e impulse la misión de la Iglesia, como una realidad de todo el cuerpo de Cristo”, añadió. Y subrayó que “la fontalidad de la Palabra de Dios nos interpela a volver al principio originante de todo cuanto existe, el Logos encarnado, palabra fundante del universo creadora del ser humano, sustento de toda realidad existente, contenido de toda acción evangelizadora”. En en este sentido aclaró que “la ABP no responde a un momento pastoral sino a la lógica de la revelación, a la lógica de la Palabra de Dios, a su misma finalidad de dar vida, animar e iluminar la vida de la Iglesia”.

“La nueva evangelización será una realidad solamente si se vuelve a la fontalidad de la Palabra”, concluyó

Luego de la exposición del Pbro. Buitrago, el Pbro. Dr. Kerber , en su carácter de Presidente del tribunal y el Pbro. Dr. Bonzani, segundo relator, hicieron una devolución a modo de evaluación de la presentación escrita de la tesis. Felicitaron por el trabajo y plantearon algunas observaciones para ser tenidas en cuenta en la publicación de la tesis.

Por su parte, el Pbro. Ramos recordó que el primer tutor de la tesis fue el Pbro. Roberto Russo y que ante su fallecimiento el Pbro. Buitrago le solicitó a él ser el tutor.

“Acepté con mucho gusto, fue un placer el camino recorrido, descubrir su trabajo, lo que iba investigando, caminos nuevos, siempre abierto a las sorpresas”, manifestó.

Aseguró que detectó “cosas muy preciosas” como la “pasión ordenada académicamente por la Palabra” del Padre Buitrago y compartió que por por la metodología y el estilo de teología le recordaba  a “los padres de la Iglesia, en procura esa teología única de Dios mismo obrando en la historia, en la vida, desde donde elaborar el pensamiento y las consecuencias de esa manifestación en medio del Pueblo”.  Destacó, asimismo, la pertinencia del tema y aseveró que “esta Animación Bíblica de la Pastoral responde a la dinámica e la revelación de Dios”.

Finalmente, Mons. Silva Retamales se refirió al capitulo 4, que tiene que ver con la proyección. Sobre este aspecto afirmó que “la Animación Bíblica de la Pastoral tendría que tener una intencionalidad en un anuncio de Jesucristo que sea escuela de nueva humanidad”.

Luego de un breve tiempo de consulta para definir la calificación, el tribunal asignó como nota de la defensa un 9, Magnun com laude. Asimismo se explícitó que no hay objeciones para la publicación teniendo en cuenta las observaciones  efectuadas.

El acto académico continuó con la presentación de la Federación Bíblica Católica de Latinoamérica y el Caribe a cargo del Prof. García Helder.

Imágenes disponibles en facebook Decos Ceu