Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

Noticeu Jóvenes franceses de diferentes religiones le tomaron el pulso al diálogo interreligioso en nuestro país

Cuatro jóvenes franceses, miembros del proyecto “Inter faith tour” (Tour Interconfesional), visitaron Uruguay, del 6 al 13 de marzo, con el objetivo de contactarse con referentes de diferentes religiones,  entender cómo coexisten y propiciar el diálogo interreligioso.

Samuel Grzybowski, 21 años, católico; Josselin Rieth, 21 años, agnóstico; Victor Grezes, 22 años, ateo; e Ismael Mejdoub, 20, musulmán, junto a otro joven judío que no los acompañó en esta ocasión, son franceses, estudiantes de ciencias políticas e historia en la Universidad de La Sorbonne (París), que pertenecen a la organización Coexister y salieron hace 8 meses de Francia para recorrer el mundo en el marco de una experiencia piloto que han denominado InterFaith Tour. Uruguay fue la parada número 46 y aún les quedan dos meses más para completar su itinerario. Su recorrido en nuestro país estuvo patrocinado por el Cardenal Roger Etchegaray, emérito del Pontificio Consejo Justicia y la Paz.

La organización Coexister está integrada por 1.000 jóvenes de entre 16 y 35 años y tiene sedes en 11 ciudades de Francia, con la casa central en París.

Solidaridad, sensibilización y diálogo son los tres grandes pilares de Coexister, cuyo propósito, tal como su nombre lo indica, es fomentar la convivencia más allá de diferentes creencias o formas de creer.

En Uruguay los 4 jóvenes cumplieron una intensa agenda que contempló la visita a la embajada francesa, a la Iglesia Evangélica Alemana, a la sinagoga ortodoxa (donde se reunieron con el Rabino Ariel Kleiner) y una reunión con integrantes de la Confraternidad Judeo-cristiana.

Durante su estancia en Uruguay, los jóvenes se hospedaron en el Seminario Interreligioso “Cristo Rey” y fueron entrevistados por el seminarista de Montevideo, estudiante de cuarto año de Teología, Mathías Soiza. (Blog del Seminario Interdiocesano “Cristo Rey” )

Tomándole el pulso al nivel de diálogo existente entre las diversas religiones, destacaron como una particularidad que Uruguay es un país muy pacífico. “Aquí la diversidad no es tanto religiosa como cultural, y resulta atractivo ver cómo personas de diferentes culturas pero de la misma religión pueden coexistir”, explicaron. Destacaron, asimismo, el hecho de que “muchas personas están trabajando activamente por lograr una mejor calidad de convivencia”.

  •  ¿Cuál es el motivo de su visita a Uruguay?

Nuestra visita a Uruguay tiene como objetivo el diálogo interreligioso en general, contactarnos con personas vinculadas con él, y tener la oportunidad de conocernos mutuamente con integrantes de diferentes religiones y comunidades, tratando de entender cómo las personas pueden coexistir aquí.

  • ¿Qué lugares han visitado en su estadía en Uruguay?

Estuvimos en la embajada francesa, la Iglesia Evangélica Alemana. Cerca de Allí nos reunimos con integrantes de la confraternidad judeo-cristiana; también visitamos la sinagoga ortodoxa, donde tuvimos un encuentro muy interesante con el Rabino Ariel Kleiner, quien trabaja en las relaciones entre judíos y cristianos.

  • ¿Quién tuvo la iniciativa del proyecto en que están trabajando?

El proyecto surge de dos personas, fundadoras de Sparknews y Coexister respectivamente, quienes idearon este itinerario mundial para jóvenes, trabajando en el diálogo y las relaciones entre las religiones. Pero estas personas no crearon propiamente el proyecto con su cronograma, sino que sólo tuvieron la idea referida al diálogo y orientada a personas jóvenes.

  • ¿Qué otros países han visitado?

Hasta el momento incluyendo Uruguay, hemos visitado 46 países, aunque no en todos nos hemos detenido porque no teníamos suficiente tiempo. En Europa hemos visitado 16 países, 5 en el Oriente Medio, 5 en África, 11 en Asia y planeamos visitar 8 países en toda América.

  • ¿Qué impresión les ha causado Uruguay?

Uruguay es interesante porque el sistema es muy similar al de Francia en lo referente a la laicidad y en realidad no hay muchos países que ofrezcan una aproximación como esta al vínculo Estado-religión, y nos permita ver cómo éste se va dando. Por otra parte, es interesante porque aquí la diversidad no es tanto religiosa como cultural, y resulta atractivo ver cómo personas de diferentes culturas pero de la misma religión pueden coexistir, incluso es muy bueno ver cómo aquí no sólo se da esta coexistencia, sino que hay también muchas personas trabajando activamente por lograr una mejor calidad de convivencia. Además, en comparación con otros países en los que hemos estado es un país muy pacífico.