Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

Noticeu “Escucha” y “amor”: la impronta de Mons. Pablo Jourdan como pastor de Melo

 

Al tomar posesión de la Diócesis de Melo, el 30 de octubre, Mons. Pablo Jourdan, expresó que la escucha y el amor son las actitudes que desea tener como obispo de esta jurisdicción eclesiástica que abarca los departamentos de Cerro Largo y Treinta y Tres.

A las 16 h, en la Catedral de Nuestra Señora del Pilar y San Rafael, participaron de la celebración los obispos de todo el país, autoridades locales, familiares, amigos, religiosos, diáconos, seminaristas y sacerdotes de la diócesis y otros llegados de la Arquidiócesis de Montevideo, principalmente, donde Mons. Jourdan prestó su servicio como obispo auxiliar en los últimos tres años.

La celebración estuvo presidida hasta el momento de la toma de posesión del nuevo obispo de Melo por el Arzobispo de Montevideo, Card. Daniel Sturla. Entre los obispos se encontraban concelebrando de los predecesores de Mons. Jourdan: el anterior obispo de Melo, Mons. Heriberto Bodeant, quien asumió como obispo de Canelones; el obispo emérito, Mons. Luis del Castillo y Mons. Nicolás Cotugno, ahora arzobispo emérito de Montevideo.

Al inicio de la Eucaristía, el Pbro. Jorge Osorio, quien prestó el servicio de Administrador Diocesano mientras la sede se encontraba vacante, le dio la bienvenida al nuevo obispo y a todos los presentes. “Pablo al darte hoy la bienvenida como nuevo Pastor de esta porción del Pueblo Dios, que Él mismo te ha confiado, damos también, gracias al Padre por haberte escogido y enviado para unirte a nuestro caminar diocesano”, expresó el Pbro. Osorio a su nuevo obispo. “Confiamos que, dejándote guiar por el Espíritu y manteniéndote siempre atento a esta nueva realidad eclesial y social sabrás guiarnos con ‘paternal solicitud’ y nos conducirás, como ‘Iglesia en salida’, por caminos de sinodalidad. Desde ya cuenta con nuestra amistad y ´disponibilidad”, agregó.

Seguidamente, Mons. Simón Bolívar Sánchez, Encargado de Negocios de la Nunciatura Apostólica, dio lectura del documento por el que el Santo Padre Francisco nombra a Mons. Pablo Jourdan como décimo Obispo de la Diócesis de Melo.

Luego, el Card. Daniel Sturla entregó el báculo pastoral al nuevo Obispo, el cayado del pastor, signo de que debe guiar en la fe al pueblo que se le confía. Luego lo guió a la Cátedra, lugar desde donde Mons. Jourdan presidirá las celebraciones litúrgicas e instruirá a todos en la fe. En ese momento Mons. Jourdan dio inicio a su ministerio pastoral acompañando a la Iglesia que peregrina en los departamentos de Cerro Largo y Treinta y Tres.

Algunos sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos representativos de la Diócesis se acercaron al Obispo para saludarlo como signo de bienvenida, respeto y disponibilidad.

Las lecturas de la Palabra de Dios son proclamadas en esta celebración por personas de distintos lugares de la  diócesis.

Al inicio de su homilía Mons. Jourdan resaltó dos palabras del Evangelio del domingo: “escucha” y “amarás”.

“Esta actitud de escucha es la que deseo tener como Obispo, escuchar la Palabra de Dios, escuchar a las personas…”, aseguró.

“Inseparable del amor a Dios (o sea  de Dios en nosotros), está el amor a las personas que tenemos al lado. Solo  llegaremos a ver a los demás como prójimo si vivimos de la Misericordia de Dios (como el Buen Samaritano)…”, subrayó Mons. Jourdan.

“Jesús nos lleva a pensar y actuar en términos de comunidad; a luchar contra las causas estructurales de la pobreza y desigualdades injustas; a construir una ‘buena y más amplia política’ donde el Estado esté siempre al servicio de los frágiles. También invita a “procurar una paz duradera desde una ética del bien común, la solidaridad y subsidiariedad”, expresó el flamante obispo de Melo en su prédica. Recordó que “el mismo Papa en su última encíclica nos invita a reflexionar sobre la caridad social, que se construye en el diálogo, en los encuentros y que tendría que estar sostenida por una sana experiencia religiosa”.

El obispo aludió a personas significativas a nivel local, como a Wendy, una de las participantes de Cerro Largo en Got Talent Uruguay: ”Ella cantó y sorprendió. Pero más aún se conquistó a todos por el amor a Melo”, destacó.

Mons. Jourdan luego explicitó su agradecimiento a Dios, a sus prójimos, sus predecesores en el episcopado, a los laicos, consagrados, sacerdotes, diáconos, ministros y seminaristas. También a las autoridades civiles presentes y, especialmente, a quien hasta hoy ofició de Administrador Diocesano, Pbro. Osorio, y el Ecónomo Álvaro Márquez. También expresó su gratitud a su familia de sangre, especialmente a los que están en Paraguay mirando por las redes; y en Italia a su hermana Graciela y  a todos los Nazarenos.

“¡Tenemos un pilar seguro: Nuestra Madre, MARÍA DEL PILAR! En el Camino de la vida, especialmente en los momentos de cansancio, a Ella me encomiendo y nos encomendamos todos”, concluyó su prédica Mons. Jourdan.

La celebración prosiguió presidida por el nuevo obispo diocesano, rodeado de sus presbíteros y de su comunidad.

Antes de finalizar la celebración se procedió a la lectura y firma del Acta que deja constancia de la Toma de Posesión y el inicio del ministerio pastoral del décimo Obispo de la Diócesis de Melo.

El obispo, seguidamente, impartió la bendición sobre su Iglesia diocesana y sobre todos los presentes y la Eucaristía culminó con la entonación de un canto en honor de Nuestra Señora del Pilar, patrona de la Diócesis.

Todas las fotos