Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

Noticeu En mensaje al Pueblo de Dios el CELAM invita a “buscar nuevos caminos y estrategias para promover con mayor audacia la opción misionera”

 

En un mensaje al Pueblo de Dios, fruto de lo vivido en su 38ª Asamblea General, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), hace un análisis de la realidad, marcada por la pandemia del Covid-19 y, dentro de su proceso de renovación y reestructuración, invita al Pueblo de Dios “a buscar nuevos caminos y estrategias para promover con mayor audacia la opción misionera”.

Un mensaje de esperanza y compromiso
Las palabras de los pastores quieren ser “de esperanza y compromiso”, resaltando que a pesar de “las angustias, tristezas e incertidumbres” provocadas por la pandemia, ésta nos ha mostrado “que somos un pueblo solidario, abierto a las necesidades de los otros y sintiendo el dolor de los que sufren”, una actitud también presente en los miembros de la Iglesia, “una comunidad en la caridad y en la apertura a la esperanza que genera un nuevo amanecer”.

Desde lo vivido en la 38ª Asamblea General, se hace ver que el proceso de renovación y reestructuración, pretende hacer del CELAM un gran centro Pastoral Continental, “más acorde a las situaciones presentes en nuestra región bajo la inspiración que nos ofrece el Evangelio”. En una nueva realidad, el CELAM “está en la obligación de buscar nuevos caminos y estrategias para promover con mayor audacia la opción misionera”, con una pastoral que haga presente en Reino de Dios, como Iglesia Sinodal en salida.

Caminar juntos
Desde el CELAM se llama a todos a involucrarse “en el ser y quehacer de la Iglesia”, en diversidad y comunión, teniendo como base “la fuerza de la sinodalidad donde todos tenemos el derecho de participar caminando juntos”. El mensaje insiste en no quedarse en los desafíos y descubrir las “nuevas oportunidades e inmensas posibilidades para testimoniar el amor de Dios”, buscando “nuevos caminos de evangelización y servicio, con el ardor de auténticos discípulos en salida misionera”, conscientes de la presencia de Jesús Resucitado, que ayuda en “un discernimiento sobre las nuevas perspectivas y transformaciones de la realidad para focalizar las respuestas pastorales necesarias”.

El mensaje destaca la importancia de “I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe”, que es vista como señal de esperanza. Se trata de un “acontecimiento en clave sinodal y participativa” para así “buscar y diseñar juntos nuevos caminos para el anuncio del Evangelio con el protagonismo y la participación de todos”. Se trata de un llamado a caminar “en una sincera actitud de comunión, colegialidad, eclesialidad y sinodalidad”. Para ello piden la intercesión de Nuestra Señora de Guadalupe, a quien encomiendan “los sueños, los trabajos y el impulso misionero”.

Mensaje al Pueblo de Dios