Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Mons. Collazzi en Pascua: “La mirada centrada en el Resucitado y manos muy comprometidas para construir un Mundo Nuevo”

Collazzi-PM-539x700

En su mensaje para la Pascua el Obispo de Mercedes y Presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay, Mons. Carlos Collazzi, insta a ”buscar caminos de respuesta al crecimiento de las señales de una cultura de muerte y frente a una sociedad fragmentada que tiene muy poco en cuentan los valores que el Maestro nos enseñó”.

El Obispo anima, asimismo, a “alejar toda tibieza, mediocridad, comodidad, fatiga y desilusión”, recomenzando desde Cristo.

Mons. Collazzi llama a sus comunidades a ser fraternas y solidarias con los más carenciados y a emprender un “camino de renovación, alimentándonos de la Palabra de Dios y celebrando todos los domingos la Eucaristía”.

También destaca el testimonio de los papás y las mamás que se sacrifican para darles lo mejor a sus hijos  así como las muestras de solidaridad para con los hermanos que viven situaciones difíciles como quienes vieron quemarse sus viviendas en Mercedes.

“¡La luz de Cristo, que resucita glorioso,

 disipe las tinieblas del corazón y del espíritu!”

Con estas palabras de la Liturgia de la Noche Santa, les auguro de corazón a todos Ustedes, querida Familia Diocesana; muy Felices Pascuas !!!

En medio de todo lo que vivimos día a día, a nivel personal y social: Proclamamos que el Señor está vivo y hace camino con nosotros; hoy, ayer y siempre la victoria de Jesucristo sobre el pecado y la muerte. ¡Es el fundamento de nuestra Fe!

¡¡¡Su Luz brilla y vence todas las tinieblas!!! ¡¡¡Nos renovamos en el compromiso de  hacer brillar su Luz!!!

En la Pascua nace el nuevo Pueblo con el que Dios ha sellado la Alianza nueva y eterna en la Sangre de Cristo, muerto y resucitado. De este Pueblo formamos parte mediante el Bautismo que en estas fiestas renovamos. Nuestro primer Obispo Mons. Cabrera en la Pascua del año 70 escribía: “La Resurrección del Señor Jesús debe ser un estímulo y una motivación para resurgir de nuestra inercia y de todas las mediocridades propias de la vida…Podemos aspirar a la creación de  un mundo nuevo en el que los hombres se  sientan libres de toda atadura interior y exterior” (Mensaje Pascua 1970)

Nuestra mirada esté centrada en el Resucitado y nuestras manos muy comprometidas para construir un Mundo Nuevo. Nos alegramos y animamos a descubrir cómo crece el testimonio de tantos hermanos y hermanas que construyen desde lo sencillo y cotidiano el Reino. ¿O no es de admirar el sacrificio de tantos Papás y Mamás por construir familias donde sus hijos crecen humanamente y buscan para ellos lo mejor? ¿o no son acaso brotes de resurrección las espontáneas muestras de solidaridad que surgen cuando los hermanos viven situaciones difíciles como las vividas por las familias, que vieron quemarse sus viviendas en Mercedes?

Al mismo tiempo nos desafían buscar caminos de respuesta al crecimiento de las señales de una cultura de muerte y frente a una sociedad fragmentada que tiene muy poco en cuentan los valores que el Maestro nos enseñó.

Hace 10 años en Aparecida decíamos los Obispos: “A todos nos toca recomenzar desde Cristo, reconociendo que no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (n.12)

Esta es la manera de alejar toda tibieza, mediocridad, comodidad, fatiga y desilusión. Pongámonos en camino de renovación, alimentándonos de la Palabra de Dios y celebrando todos los domingos la Eucaristía, formando, con fuerte espíritu misionero, comunidades fraternas y solidarias con los hermanos más carenciados.

A Todos mis augurios de Felices Pascuas, que se quiere hacer más vivo y explícito para con aquellos Hermanos que hoy más sufren.

Compartiendo el gozo de este Día que hizo el Señor, los bendigo de corazón

                                                                                             + Carlos María Collazzi

                                                                                                    Obispo Diocesano

Mercedes, 31 de marzo de 2018