Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

Noticeu El nuevo obispo de San José invita a sus sacerdotes a “soñar juntos” para “atender los signos de nuestro tiempo”

 

En su primer mensaje a  los sacerdotes de la  Diócesis de San José de Mayo, el obispo electo, P. Fabián Antúnez SJ, los invita a “soñar juntos el horizonte futuro de la diócesis” para poder “atender a los signos de nuestro tiempo” y “cuidar de los más frágiles”.

En un mensaje dirigido a los sacerdotes de San José y Flores, el sacerdote jesuita les envía “un saludo de corazón a cada uno” y explicita su deseo de “caminar, escucharnos y buscar en actitud de discernimiento la voluntad de Dios para el pueblo de Dios que nos fue confiado”.

“Quiera Dios que podamos cuidar de los más frágiles, que vivamos con gozo el ministerio, que podamos juntos renovar nuestra vida interior, dejándonos conducir por la suave voz del buen espíritu que desea hacer morada en nuestro interior”, les expresa. “Que podamos atender a los signos de nuestro tiempo, viviendo la alegría de la tarea evangelizadora, sintiéndonos una iglesia misionera que sostiene la esperanza frente a los grandes desafíos que vivimos como humanidad”, agrega el obispo electo de San José de Mayo.

En sus líneas agradece al P. Gabriel Rainusso (quien hasta su toma de posesión continúa oficiando de Administrador Diocesano), por su entrega generosa, y a Monseñor Arturo Fajardo, su antecesor, “por su corazón de pastor y los años de siembra en la diócesis”.

“A San José nos confiamos en este su año, le pedimos que, así como cuidó del Señor quiera custodiar en cada uno de nosotros el corazón de padre, que nos conceda un espíritu de comunión y la alegría profunda de entregar nuestras vidas al evangelio”, concluye.

Texto completo


Para los sacerdotes de la diócesis de San José de Mayo

 

Deseo enviarles un saludo de corazón a cada uno de ustedes, hasta el momento en que podamos encontrarnos para comenzar a soñar juntos el horizonte futuro de la diócesis.

Un anhelo es que podamos caminar, escucharnos y buscar en actitud de discernimiento la voluntad de Dios para el pueblo de Dios que nos fue confiado.

Que podamos atender a los signos de nuestro tiempo, viviendo la alegría de la tarea evangelizadora, sintiéndonos una iglesia misionera que sostiene la esperanza frente a los grandes desafíos que vivimos como humanidad.

Quiera Dios que podamos cuidar de los más frágiles, que vivamos con gozo el ministerio, que podamos juntos renovar nuestra vida interior, dejándonos conducir por la suave voz del buen espíritu que desea hacer morada en nuestro interior.

Quiero agradecer al P. Gabriel Rainusso por su entrega generosa y a Monseñor Arturo Fajardo por su corazón de pastor y los años de siembra en la diócesis.

A San José nos confiamos en éste su año, le pedimos que, así como cuidó del Señor quiera custodiar en cada uno de nosotros el corazón de padre, que nos conceda un espíritu de comunión y la alegría profunda de entregar nuestras vidas al evangelio.

Unidos en la oración y la Eucaristía,

P. Fabián Antúnez SJ