Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

Noticeu Diócesis de Melo: Entre lágrimas y sonrisas, se despidió de Aceguá el P. Thomas

Acompañado por el Obispo que lo recibió en la Diócesis de Melo y lo ordenó sacerdote, Mons. Roberto Cáceres, (actualmente Obispo emérito) y por el actual Obispo de Melo, Mons.Heriberto Bodeant, quien fuera su compañero de estudios en el Seminario de Montevideo, el P. Thomas celebró su última Misa como párroco de Aceguá.

Esta localidad fronteriza ubicada en el departamento de Cerro Largo, está separada apenas por una calle del homónimo Municipo de Aceguá, Río Grande do Sul, también atendido pastoralmente desde la parroquia uruguaya. La característica fronteriza da a las Misas de Aceguá un particular color: son habitualmente bilingües, con cantos y lecturas alternados en español y portugués, de acuerdo a la lengua materna de lectores o cantores.

Pero la parroquia no termina en ese ámbito binacional. A pocos kilómetros al sur, se encuentra la Villa Isidoro Noblía, con su capilla Nuestra Señora de Fátima, que compite con Aceguá en concurrencia a las celebraciones. Hacia ambos lados de la ruta que une los dos grandes centros, se encuentran varias pequeñas comunidades rurales: La Lata, San Diego, La Mina, Mangrullo, Sarandí de Aceguá…

A esta comunidad fue enviado el P. Thomas hace 21 por Mons. Cáceres. Desde su Escocia natal, en los años 70, llegó Thomas a la Diócesis de Melo, entonces como Viator, misionero laico de la Legión de María. Acompañado y animado por el Obispo, escuchó el llamado de Jesús al sacerdocio. Estudio en el Seminario Interdiocesano y fue ordenado sacerdote el domingo 12 de octubre de 1986, en la Catedral de Melo, durante la fiesta diocesana en honor a la patrona, Nuestra Señora del Pilar.

Estuvo algún tiempo como sacerdote en la Catedral (antes, en su tiempo de discernimiento, en Cerro Chato) luego marchó a Aceguá, donde deja una profunda huella.

Regresa ahora a Escocia, donde laMisióncontinúa, a otro ritmo, colaborando con sacerdotes de su Diócesis de origen y viviendo muy cerca de su familia.

Tanto Mons. Cáceres como Mons. Bodeant expresaron su gratitud y la de la Diócesis en la celebración del domingo.

El P. Thomas parte de Uruguay el próximo martes por la tarde.

Tomado de http://dar-y-comunicar.blogspot.com/2013/02/entre-lagrimas-y-sonrisas-se-despidio.html