Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu 50 años de sacerdocio del Pbro. Sanchís, el último ordenado previo al Concilio

En el marco de los 150 años de la presencia Evangelizadora de la Iglesia Católica en el litoral oeste del Dpto. de Río Negro y coincidiendo con los 50 años de Sacerdote de Mons. José Luis Sanchis, se llevó a cabo el sábado 22 de setiembre, en la Sociedad Nativista “El Rincón” de Fray Bentos, una Misa Campal, para celebrar dicho acontecimiento.

La Eucaristía, que congregó a unas 700 personas, fue concelebrada por el Obispo de Salto, Mons. Pablo Galimberti, el Obispo de Mercedes, Mons. Carlos Collazi, el Obispo de Melo, Mons. Heriberto Bodeant , sacerdotes, diáconos y seminaristas de diferentes puntos del país.

Participaron de la celebración delegaciones de las comunidades de Guichón, San Javier, Nuevo Berlín, Montevideo y Gualeguaychú, entre otras.

La Misa fue muy emotiva, ya que el mismo Padre Sanchis agradeció a los presentes,  a los Obispos presentes por permitirle presidir la celebración, a los sacerdotes y, en especial, al Padre Uberfil Monzón, compañero de tanda vivo.

En la homilía rememoró la historia de la Iglesia en Fray Bentos en estos 150 años de presencia en la zona, así como su historia personal, donde recordó que fue el último ordenado sacerdote antes del Concilio, lo que lo obligó a cambiar, adaptarse a las nuevas exigencias pastorales, “la Iglesia cambió y había que adaptarse a los cambios, no fueron años fáciles”, confesó. Agregó que tampoco fueron fáciles “los años del silencio, cuando la palabra firme era necesaria, cuando los fines de semana terminaban temblando luego de los sermones, porque predicar era todo un desafío”. Recordó que en el transcurso de estos años muchos hombres y mujeres han pasado por la vida de la comunidad, han ido construyéndola, siendo fieles a Cristo y tratando de ser fieles a la misión de la Iglesia que peregrina en ésta zona.

Resaltó el papel que han ido asumiendo los laicos en la vida de la comunidad, comentando que “antes hacían lo que el Cura decía, hoy en muchos aspectos de la vida de la comunidad el Cura hace lo que los laicos deciden”.

Agradeció especialmente a sus cuatro hermanos y a sus sobrinos que viajaron para acompañarlo al tiempo que recordó anécdotas familiares de hace cincuenta años.

Finalizada la Misa suguieron los festejos con entrega de regalos, lectura de mensajes recibidos y se compartió la comida no sólo con lo que la gente llevó, sino también con asado con cuero, torta, refrescos, algún vinito, mientras los presentes se deleitaban con las presentaciones de varios cantores y músicos que amenizaron el mediodía.


Crónica de Catalina Da Rosa (Diócesis de Salto)