Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Varias monjas y personal de orfanato católico escocés arrestados por abusos sexuales y físicos

UY PRESS |
http://www.uypress.net/auc.aspx?89325

LANARKSHIRE, REINO UNIDO (Uypress) – La policía local anunció el arresto de doce personas, entre ellas varias monjas en la investigación sobre presuntos “abusos físicos y sexuales sistemáticos” en el orfanato de Smyllum Park, conocido como “orfanato fantasma”.

Casi cuarenta años después del cierre de Smyllum Park, doce personas, entre las que hay varias monjas y otros exmiembros del personal de entre 62 y 85 años, fueron detenidas como parte de la investigación.

De acuerdo con las autoridades, también serían llevados ante la justicia otros cuatro antiguos empleados del popularmente llamado “orfanato fantasma” -se le llama así desde que quedó vacío-, controlado por más de un siglo por la orden de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul.

El comunicado señala que todos están sujetos a informes de la Oficina de la Corona y el Servicio Fiscal Procurador (el servicio de la fiscalía independiente de Escocia).

Marie Peachey, una británica que vivió en Smyllum cuando niña junto a su hermano mayor y su hermana menor, le contó a BBC Escocia que se sentía “conmocionada, asustada, mal… feliz” al enterarse de los arrestos.

“Todas las emociones en una”, agregó la mujer, que asegura que aunque ya tiene 50 años, aún se asusta al recordar lo que vivió allí.

Los testimonios contra la orden el año pasado como parte de las investigaciones condujeron a una disculpa por parte de la hermana Ellen Flynn, quien actualmente encabeza la orden de las Hijas de la Caridad en Reino Unido. La religiosa calificó de “horripilantes” los relatos sobre lo sucedido y consideró que esos hechos iban “totalmente en contra” de lo que la orden representa.

De acuerdo con el diario The Scottish Daily Mail, la policía de Escocia comenzó a investigar por separado a las Hermanas de Nazaret, otra orden católica que administraba hogares de niños huérfanos.

Las denuncias

Más de 11.000 niños fueron ubicados en ese orfanato desde su apertura en 1864 hasta su cierre 117 años después, en 1981.

Algunos quedaron huérfanos, pero otros provenían de familias que no podían mantenerlos y fueron enviados allí.

Desde hace años, la Comisión de Investigación de Abuso Infantil (SCAI) de Escocia analiza denuncias sobre supuestos abusos que tuvieron lugar en ese hogar de menores huérfanos en el condado de Lanarkshire. De acuerdo con esa unidad investigativa, la mayoría de las personas que testificaron aseguran que cuando vivieron en el orfanato eran golpeados repetidamente, sometidos a castigos y algunos alegan que fueron víctimas de abusos sexuales por personas responsables de su cuidado.

Gregor Rolfe, un abogado de las Hijas de la Caridad, reconoció el año pasado ante el SCAI que un exmiembro del personal pudo haber abusado sexualmente de menores, aunque las denuncias fueron reportadas ante las monjas, pero no a la policía.

Algunos testimonios alegaron que un grupo numeroso de niños había muerto en el hogar, pero la forma exacta en que perecieron y dónde fueron sepultados se desconocieron por años.

Finalmente en 2003, unos sobrevivientes del orfanato encontraron en una fosa clandestina ubicada en una parcela cercana donde, según una investigación de la BBC, fueron enterrados al menos 400 niños.

Aunque la mayoría de los que vivieron en el orfanato cuando eran niños ya murieron, las denuncias del proceso las están llevando adelante algunos de los que todavía están vivos.

A finales de 2017, la SCAI reveló algunos de los testimonios donde las presuntas víctimas contaron sus vivencias en Smyllum Park. Uno de ellos alegó que las monjas lo golpeaban, lo encerraban y que en una ocasión le metieron la cabeza en un inodoro.

“Estaba histérico, pensé que iba a desaparecer en el inodoro”, contó. Otra de las presuntas víctimas, que asegura que vivió en el orfanato desde los 4 años, afirmó que recibió electroshocks. Contó que estuvo atada a una cama y amordazada durante horas, ahogándose con una almohada y tragándose su vómito.

Theresa Tolmie-McGrane, otra de las presuntas víctimas, le contó a la BBC en diciembre pasado que llegó a los 6 años al orfanato y que vivió allí “más de una década de abuso físico, sexual y mental”. “Todos los chicos fueron golpeados, castigados, encerrados en cuartos oscuros. Nos hacían comernos nuestro propio vómito. Diría que a muchos de nosotros nos lavaron la boca con jabón carbólico”, afirmó.

Tras casi tres años de audiencias e investigaciones, la SCAI planea ofrecer un reporte preliminar sobre los abusos en las próximas semanas y un dictamen final para 2019.