Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Uruguayos definen hoy si quieren un referéndum sobre el aborto

EL OBSERVADOR |

Urnas. Para habilitarlo hay que alcanzar 650.000 adhesiones, un cuarto del total del padrón electoral

Legislación impide sanción a quien viole la veda

lll Pese a que desde el viernes pasado a la 0 hora comenzó a regir la veda que impide emitir opiniones sobre el tema que está en consulta este domingo, las redes sociales Twitter y Facebook se encargaron de mantener al día la discusión acerca del proyecto de despenalización del aborto ya que no están comprendidas dentro de la prohibición de la Corte Electoral.

Por otra parte, la norma que contempla la veda informativa para canales de televisión, radios y prensa escrita no está regulada, y tampoco prevé sanciones para quienes no la acaten.

El ministro de la Corte Electoral, Wilfredo Penco, dijo a El País que hay un vacío en la ley que no contempla a las redes sociales aunque consideró que analizar la conveniencia de regular ese ámbito es una competencia de los legisladores. “El legislador previó expresamente a la radio, la televisión, la prensa escrita y la propaganda en la vía pública. Las redes sociales son algo muy complejo de regular y este fenómeno no es solo del Uruguay, se está dando el debate en otros países cuando se aproxima una instancia electoral”, sostuvo Penco.

Aprovechando ese vacío, partidarios de una y otra opción se vienen enfrentando virtualmente sobre la consulta popular en torno al aborto utilizando muchas veces términos muy duros para descalificar a su oponente. La violencia verbal suele destacar muchas veces en el cruce de opiniones en la red de redes. Además, el Frente Amplio creó dos spots publicitarios sobre el tema que circulan en las redes. También entregó 250 mil votantes.

No obstante, los insultos corrieron mayormente por cuenta de militantes políticos y sociales, mientras que los dirigentes mantuvieron un perfil más bien bajo.