Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Uruguay: “Vivimos en una sociedad plural”

REVISTA VIDA NUEVA |

Triple festejo en la diócesis de Maldonado: el cardenal Daniel Sturla encabezó la celebración eucarística
Triple festejo realizó la diócesis de Maldonado el pasado 2 de febrero, festividad de Nuestra Señora de la Candelaria. Ese día se celebraron los 50 años de creación de esta jurisdicción eclesiástica, 30 años de episcopado de Rodolfo Wirz (obispo local) y 500 años de la llegada de Juan Díaz de Solís a las costas uruguayas.

La tradicional procesión náutica con la imagen de Nuestra Señora de la Candelaria dio inicio a jornada festiva. A continuación, la procesión siguió por las calles de Punta del Este y una multitudinaria Eucaristía cerró la ceremonia religiosa.

En la homilía –la misa estuvo presidida por el cardenal Daniel Sturla y concelebrada por los obispos Wirz, Carlos Collazzi (Mercedes), Arturo Fajardo (San José), Jaime Fuentes (Minas), Alberto Sanguinetti (Canelones), Milton Tróccoli (auxiliar de Montevideo), Raúl Scarrone (emérito de Florida) y Orlando Romero (emérito de Canelones)– el cardenal uruguayo destacó el papel determinante de la Iglesia en la construcción de la Patria y “como una presencia luminosa, de reconciliación y de paz; de encuentro con Dios que viene a nosotros, de encuentro entre los seres humanos”.

“Hoy vivimos en una sociedad plural”, indicó el cardenal y abogó para que “esta democracia lleve justicia y oportunidades a todos los que habitamos este suelo. Para que la fragmentación social que es un dato de nuestra realidad que nos golpea, nos lleve a buscar cauces para que volvamos a ser una sociedad integrada”.

El arzobispo de Montevideo destacó que “la laicidad como pluralidad democrática” es “el clima propicio donde, con libertad y respeto por el otro, todos estamos llamados a colaborar en la construcción de nuestro común destino. Por eso miramos con gratitud nuestra historia. La Iglesia ha sido partera de la patria naciente”.

Asimismo, destacó que el 2 de febrero es la Fiesta del Encuentro “donde María, la Madre es como la tejedora de este encuentro. Ella, la mujer judía, la pobre del Señor es la que ha llevado en su seno al hijo de Dios que viene a hacer nuevas todas las cosas…”. Y recordó que también ese día, hace 500 años, “llegaron los primeros españoles y por lo tanto los primeros cristianos a estas tierras… Se dio el encuentro de dos mundos”.

“Cuando en 1992 –continuó Sturla– se celebraron los 500 años de la llegada de Colón a América hubo diversas celebraciones no exentas de polémica. Nosotros cristianos, desde la perspectiva de la fe, trascendemos la discusión histórica y celebramos un hecho positivo: llegó el Evangelio a América, es decir, llegó la luz del mundo”. Y subrayó: “Desde la cruz plantada por Solís hace 500 años, desde la presencia mariana en el nombre sagrado de Nuestra Señora de la Candelaria, queremos ser también hoy presencia que ayude al encuentro entre los uruguayos, que favorezcan la integración de nuestra sociedad”.

Homenaje episcopal
Wirz, que ese día también celebraba sus 30 años de ordenación episcopal, resaltó: “En este lugar queremos homenajear a María, nuestra Madre, recordando nuestra historia con sus bemoles y ambigüedades en esta fecha en que la Iglesia desde siempre recordará la Presentación de Jesús en el Templo y María teniendo esa luz que es el mismo Cristo”.

Asimismo, el obispo de Maldonado agradeció la presencia del cardenal Sturla y de los otras obispos que lo acompañaron; al Pueblo de Dios, y a los delegados del ayuntamiento de Lebrija (España), los pagos natales de Solís.

Entre las autoridades locales que se acercaron a saludar a Wirz, se encontraban el intendente de Maldonado, Enrique Antía, y el alcalde de Punta del Este, André Jafif.