Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Uruguay – Sin una cultura vocacional, no hay vocaciones: “¿Sabes Silbar?”

ANS |

http://www.infoans.org/es/secciones/noticias/item/1520-uruguay-sin-una-cultura-vocacional-no-hay-vocaciones-sabes-silbar

“Sin una cultura vocacional no pueden florecer las vocaciones” ha afirmado categóricamente A. Cencini. Pero nos preguntamos ¿Qué es la cultura vocacional? Es indudable que la cultura vocacional no surge de la nada, “se necesitan unas condiciones, un clima familiar, espiritual y apostólico que posibilite la pregunta: Señor, qué quieres de mí”. La Inspectoría de Uruguay inició un proyecto innovador llamado “Faremo a metà” y realizó la experiencia vocacional: “Sabes silbar”.
Esta experiencia “¿Sabes Silbar?” fue realizada en Aguas Blancas, Departamento de Minas, y es una de las experiencias del nuevo proyecto vocacional salesiano. “Faremo a metà” consta de siete experiencias concretas.

“Sabes Silbar” es una de las instancias que constituyen este proyecto y se desarrolló como un campamento para varones mayores de 16 años, que integraran el MJS y que contemplan la vida religiosa como una posibilidad. El lugar que los acogió fue la Casa de la Inmaculada, una casa de retiros ubicada en el medio de las sierras uruguayas.

La actividad se centró en la certeza de que cada joven tiene un don que Dios le regaló. A partir de esa reflexión, cada uno deberá dejar que Dios actúe en él, hacer aflorar el talento y ponerlo al servicio de los demás.

El encuentro en que participaron jóvenes, comenzó con una reflexión a partir del encuentro entre Don Bosco y Bartolomé Garelli. “Este fue el disparador para que los integrantes del grupo se presentaran y se conocieran entre sí”, comentó el P. Alfonso Bauer, encargado de la Pastoral Vocacional.

 

 

“Faremo a metá” consta de seis experiencias del proyecto: “Me parece que hay buena tela”, “Soñador”, “Yo te daré la maestra” y “Ella lo ha hecho todo”, “Felices aquí y en la eternidad”, “Entre ustedes me encuentro bien”.

“No proponer la vida religiosa y vocacional con la excusa de que “no van a responder” es la contracara del estilo salesiano de educar”. Es urgente crear un “ambiente vocacional en nuestras obras salesianas”.