Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Una sociedad donde decirse católico cuesta

AICA |

El arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla SDB, alentó a los fieles católicos a no acomplejarse ante las discriminaciones que sufren a causa de la fe, sino a mostrarse contentos por la razón de ser discípulos de Cristo en medio de “una sociedad donde decirse católico cuesta”.

El arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla SDB, alentó a los fieles católicos a no acomplejarse ante las discriminaciones que sufren a causa de la fe, sino a mostrarse contentos por la razón de ser discípulos de Cristo en medio de “una sociedad donde decirse católico cuesta”.

En declaraciones al diario Búsqueda, el purpurado señaló que la Iglesia trabaja por impulsar a los fieles a “ser católicos no achicados ni acomplejados, tampoco agrandados. Simplemente contentos de ser lo que somos: católicos”.

El cardenal Sturla explicó que en Uruguay “por muchas razones, históricas, entre otras, el decirse católico no es bien sonante en la sociedad”.

“Por ahí me digo cristiano y queda mejor, pero decirme católico suena mal”, agregó.

Según el arzobispo, esta situación provoca una “discriminación hacia la Iglesia Católica”, como por ejemplo en “el caso de la Virgen María en la rambla”, cuya instalación fue rechazada por la Junta Departamental de Montevideo.

Sin embargo, el cardenal Sturla aseguró que detrás de esta realidad “hay una necesidad de Dios muy fuerte tras esa capa agnóstica o laicista que muchos uruguayos tienen”.

Esto se ve, por ejemplo, en la participación de unas 20 mil personas en el Rosario de Bendiciones para las Familias, que se celebra hace 7 años en Montevideo, en el mismo lugar donde se propuso instalar la imagen de la Virgen María.

“Me sorprende por un lado, pero por otro lado refleja que hay una necesidad de Dios, una necesidad de espiritualidad muy grande en mucha gente”, sostuvo el Purpurado respecto al acto que cada año logra subir su convocatoria.

El arzobispo dijo también que esta discriminación se deja notar en los ataques mediáticos cuando la Iglesia defiende la vida y la familia, así como cuando denuncia la ideología de género y el aborto.

“Aunque no sean la mayoría, muchas familias uruguayas no quieren que se imponga esa visión de la sexualidad, separada del sexo biológico y como construcción cultural”, señaló el arzobispo.

Respecto a la visión de la familia, insistió en que “la Iglesia no es nunca un club de perfectos, es casa de puertas abiertas para todas las personas y todas las familias, sea cual sea su constitución”.

Sin embargo, aclaró que “eso no quiere decir que haya un ideal de familia que, aunque sea minoritario, no deja de ser el ideal”. “Yo creo que en el fondo la inmensa mayoría de las personas tenemos una familia constituida por mamá, papá y los hijos”, señaló.

En cuanto a los divorciados, el cardenal Sturla dijo que “uno tiene que tratar de salvar la vida matrimonial, pero a veces hay situaciones que son imposibles de mantener”.

“Ante todo que se sienta, si es católico obviamente, parte de la Iglesia. Todos los bautizados tienen que sentirse parte, la Iglesia es madre de todos, más allá de la situación en la que viven”, sostuvo.

Además recordó que “no puede comulgar un divorciado que vuelve a tener una segunda unión, porque si su casamiento primero es válido esa es la norma de la Iglesia”.

Finalmente, respecto a los homosexuales que son católicos, el cardenal señaló que “no importa si es homo, hetero o lo que sea. Es un miembro de la Iglesia y como tal tiene que vivir su vida cristiana”.

“También está llamado a cumplir sus mandamientos igual que un heterosexual. El tema no es si es homo o hetero. Si sos miembro de la Iglesia, sentite amado por Dios y parte de esta realidad de vida que es la Iglesia. Los mandamientos son para todos”, concluyó.+