Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios “Una mingada”

CANELONES CIUDAD |
http://canelonesciudad.uy/una-mingada/

“NUESTRO PROYECTO TAMBIÉN ES UNA DENUNCIA DE QUE HAY COSAS QUE NO SE ESTÁN HACIENDO BIEN”.

Frontal y muy claro, marcando la realidad de muchos adolescentes en Canelones. Así fueron las expresiones del Padre Mateo Méndez en momentos que recibía otra donación importante por parte de Hípica Rioplatense, para la construcción de un gimnasio cuyos destinatarios serán los chicos del Proyecto Minga.

Mateo Méndez se descargó sin pelos en la lengua, y expuso su visión analizando el porqué de la existencia del Proyecto Minga. Entre los motivos dejó entrever que es debido a la falta de asistencia del gobierno, hacia una franja de menores que no tienen espacios adecuados y oportunidades de reinsertarse en los diferentes ámbitos de la sociedad. (ver video)

NO HABLAR TANTO

Cuando tocó hablar a Yamandú Orsi, expresó “este es el momento cuando le dan la palabra a un político y después de todo lo escuchado, lo mejor que puede hacer es dar un gracias enorme y un rotundo silencio”.

CC Portal consultó a Orsi sobre la frontalidad del referente del Proyecto Minga y si lo incomodó. “Al revés, es lo que quería escuchar. Porque después de lo que dijo, no puedo hablar nada. Está clarísimo. En algo le estaremos errando, porque esta realidad la seguimos viendo sin dudas”.

El jefe departamental valoró que existan actores en la comunidad que “estén trabajando como lo hacen ellos (Proyecto Minga)” y “porque a nosotros nos resuelve mucha cosa”. Reconoció que esta tarea con los adolescentes, “la hace mucho mejor alguna ONG o la propia Iglesia Católica que el Estado. Eso ha sido históricamente así”.

Admitió, “nos quedamos cortos con las políticas sociales y ahí es donde nosotros no llegamos las tienen que hacer emprendimientos como el del Padre Mateo”.

En cuanto a la figura del sacerdote de Las Piedras, que tuvo un pasaje por un cargo público durante uno de los gobiernos del Frente Amplio, Orsi opinó que Mateo Méndez es “mucho más útil afuera del gobierno. Hay que dejarlo donde está, porque si no lo complicamos. Ya le pasó en INAU, se tuvo que ir”.

“NO ESTOY DANDO LA MANO QUE SE MERECEN”

Por último, Orsi informó que estarán repasando los convenios que tiene la comuna con el Proyecto Minga. “Tengo ganas de hacer más cosas con ellos” expresó admitiendo además, “no estoy dando la mano que se merecen y la que puedo dar”.

En la conferencia de prensa la cara visible del Proyecto Minga fue muy concreto en abordar la realidad de mucho de los menores, que en nuestro país no tienen la contención adecuada.

“Hay mucha gente que está preocupada por muchas cosas, pero ocupada no tanto. A mí me preocupan las cosas, pero después me pregunto si me ocupa sobre lo que me preocupa. Por eso esta Fundación (Esperanza Joven) se ha tomado este tipo de iniciativas.”

La educación y el trabajo son los dos pilares fundamentales para el proyecto, “utilizando la pedagogía de Don Bosco con un sistema preventivo que está marcado de afecto (…) porque si acá no hay afecto los resultados van a ser muy malos”.

“LA POBREZA CADA VEZ ES MÁS PROFUNDA Y MÁS ENFERMA”

Méndez habló del perfil de los educadores para trabajar en este tipo de proyectos y el convencimiento que puedan lograr de “poder transformar la realidad con ayuda de todos que está muy dura y muy difícil, donde la pobreza es cada vez más profunda y más enferma”.

Los niños y adolescentes que están viviendo situaciones de vulnerabilidad tienen “un tesoro escondido” y “es algo que hay que rescatar”. Para esta finalidad hay que generar los espacios que les permita a estos menores, “poder expresarse ellos mismos”. El centro de la propuesta para el Minga “es el chiquilín y no hay otro motivo más importante en esto”.

Sobre la dedicación que implica estar rodeando y conteniendo a los menores, el Padre Mateo indicó que “no es solo cuando tenemos ganas, sino que es todos los días. Los 365 días del año y si se puede algún feriado”.

El Proyecto Minga siente un agradecimiento a todos los que colaboran y el cariño que recibe. Méndez considera que para las empresas y todos aquellos que colaboran con la iniciativa que cobija a más de un centenar de niños y adolescentes también es “una oportunidad para que hagas el bien”. Agregó además, “no nos gusta mendigar y lo que nosotros decimos es ofrecer un proyecto donde usted hace una inversión y no un gasto”. “Pero no de limosna porque no somos limosneros y tampoco nos compran con una limosna”, sostuvo.

Por otra parte, el Padre Mateo Méndez indicó que el proyecto que lleva adelante la Fundación Esperanza Joven “es una denuncia de que hay cosas que no se están haciendo y se tienen que hacer, porque nosotros preferimos que el chiquilín esté en su casa almorzando, merendando o cenando. Pero en su casa y no en casa ajena. Cuando esto se logre nosotros haremos otras cosas, como un centro deportivo para hacer fútbol o basquetbol y los chicos van a venir a esas actividades y no para recibir los platos que no recibieron en la vida o no para recibir los baños por no haberlo podido hacer dignamente. No para ponerse al día en estar bajo techo en los días de lluvia y de viento”.

NO HACEMOS ASISTENCIALISMO

El Minga no es un lugar donde el adolescente llega y solo recibe un plato de comida. Es una propuesta en la que se apunta darle distintas alternativas para reinsertarse en el sistema educativo formal o no formal. También busca la generación de hábitos por hacer distintas actividades, que redunden en el crecimiento personal y se estimule hacía ese rumbo.

“Somos una denuncia de las cosas que no están bien y vamos a sumar para que estos chiquilines pueda tener herramientas para trabajar, no solamente por ellos sino también por los suyos. Nos duele que las cárceles estén llenas de jóvenes. Por eso esta propuesta nuestra, es en la que creemos. Y es lo que hay que hacer con ellos (niños y adolescentes). NO hacemos asistencialismo. En estos momentos estamos acompañando espacios educativos, donde los adolescentes por lo menos tienen que estar participando en centros educativos.

“AHORA NOS QUIEREN PONER IMPUESTO AL VOLUNTARIO”

Méndez también valoró la participación de los voluntarios que se arriman al proyecto para diferentes actividades que se realizan. A la vez, comentó que “siempre hay gente dispuesta al voluntariado. Pero ahora que le van poner impuesto al voluntariado, se nos van a acabar. Tratemos que eso no se dé y sigamos teniendo voluntarios que de verdad y muchas pasión se acercan al proyecto para la parte de educativa, el juego y lo recreativo”.

“No tenemos todas las respuestas para todos los gurises”. Desde el Proyecto Minga también se señala que no es un ámbito en el que encajen todos los perfiles existentes, que necesiten un lugar de contención especial. “Cuando a veces un Juez nos manda algún chico desde el Juzgado le debemos comunicar que por su perfil no lo podemos tener acá, porque también de esos se trata. No es cuestión de entreverar todo y creernos que tenemos las respuestas para todos los menores y las situaciones”.