Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Un Papa sin protocolo ni miedo a las multitudes

EL PAÍS |

SU SANTIDAD DIJO QUE NO TENÍA MIEDO, AL IGUAL QUE NO LO TIENE EN EL VATICANO 

El papa Francisco volvió ayer a romper el protocolo y alarmar a sus custodios, cuando bajó del papamóvil en Aparecida para besar a un niño y dialogar con los fieles.

El papa Francisco, a su llegada anoche al hospital San Francisco de Asís. Foto: AFP

Bajo la lluvia que cayó ayer sobre esta ciudad del estado de San Pablo, donde concurrió al santuario Nuestra Señora de Aparecida, el pontífice bajó sorpresivamente del vehículo para acercarse a la gente.

El hecho ocurrió a la salida del seminario Bom Jesus, en Aparecida, donde almorzó y descansó después de su homilía. Francisco bajó del vehículo y caminó al lado derecho del auto, donde estrechó manos y un feligrés le acercó un niño pequeño, envuelto en un abrigo y un gorro, al que besó.

Después se trasladó al lado izquierdo del papamóvil, donde le acercaron otro niño de brazos, que también estaba bien abrigado, y al que también besó, antes de volver al vehículo, en el que continuó su camino hacia el helicóptero que lo llevó a Sao José dos Campos, en su trayecto de regreso a Río de Janeiro.

“Si no tiene miedo en el Vaticano, ¿por qué lo va a tener aquí?”. Marina está feliz. Acaba de llegar de Buenos Aires después de más de 50 horas de viaje en autobús junto a otros cientos de muchachos que no querían perderse por nada del mundo el encuentro en Río de Janeiro con su compatriota Francisco.

Ella, a sus 18 años, formaba parte del gentío que el lunes por la tarde rodeó a Jorge Mario Bergoglio en el trayecto desde el aeropuerto a la Catedral. Dice Marina que, aunque las imágenes retransmitidas en directo por un helicóptero de la televisión pudieron provocar preocupación y hasta miedo, la sensación sobre el terreno fue muy distinta.

“La gente no esperaba ver al Papa tan cerca, en un coche tan pequeño, con la ventanilla abierta, sonriendo, y se produjo una reacción lógica, festiva, de ir a abrazarlo. Pero yo le aseguro que en ningún momento corrió peligro. ¿Cómo va a tener miedo el Papa de la gente que lo quiere?”

El productor musical Lalo de Lima, católico devoto, oriundo de San Pablo, con su estilo heavy metal subrayó: “Este Papa dice todo como una sonrisa, dice `recen por mí`, es aperturista y popular, le muestra al mundo que un Papa también es un hombre”.

Lalo le acercó a Francisco una entrada para el show de la dupla `Munhoz e Mariano` con un número para el sorteo de un automóvil Chevrolet Camaro. El pontífice, juró de Lima, tomó con su mano la rifa antes de subir al papamóvil.

Su hermana.

Mientras tanto, en Buenos Aires, la hermana del Papa, María Elena Bergoglio, dijo a O Globo que “la seguridad tendrá una semana difícil” porque su hermano “no es una persona fácil de custodiar”. “Es una persona inquieta, como todos lo pueden ver”, explicó

“Dios lo cuida, lo protege, lo que no quiere decir que nada vaya a pasar, pero esa será la voluntad de Dios”, dijo.

María Elena Bergoglio lamentó la aparición de una bomba casera en el santuario de Aparecida. “Es una pena que alguien haya intentado interferir en un momento tan especial”, sostuvo.

Planificación.

Desde días antes de la llegada del Papa a Brasil se venía hablando del difícil equilibro entre los deseos de Bergoglio (nada de coches blindados ni calles tomadas militarmente) y la lógica preocupación de quienes tienen que garantizar su seguridad en una ciudad y un país envuelto en una protesta continua que se une a su problema crónico de seguridad ciudadana.

Si bien el papa Francisco tiene un mensaje de ruptura, más cercano a los indignados que a quienes les gobiernan, a los pobres que a quienes se benefician de la desigualdad, no deja de ser un jefe de Estado y un líder de una iglesia que representa como ninguna otra el poder y la riqueza.

Los incidentes del lunes -provocados además por un error fortuito en quienes debían abrirle camino entre el aeropuerto y la catedral- sirvieron, no obstante, para reforzar la imagen de sencillez de quien, ya sea entre la gente que lo quiere o entre las intrigas vaticanas, no pierde la sonrisa.

Respiro

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) supone para el Papa una bocanada de aire fresco de las jornadas difíciles vividas en el Vaticano. La detención de monseñor Nunzio Scarano, envuelto junto a un agente de Bolsa y un antiguo espía en una operación de tráfico de dinero negro, y las noticias que desvelan el pasado oscuro de monseñor Battista Ricca, su recién nombrado hombre de confianza en el Instituto para las Obras de Religión (IOR), han dejado claro que los venenos que amargaron los últimos días de Benedicto XVI no han desaparecido.

Bergoglio ya ha dado muestras de que no le temblará el pulso a la hora de reformar, o eliminar si es necesario, el banco del Vaticano o sus viciadas estructuras económicas.

A nadie del entorno de Francisco se le escapó que el lunes por la mañana, cuando subió las escalerillas del avión que lo traería a Río de Janeiro, lo hizo llevando personalmente un abultado maletín negro con su documentación personal. Esa que, todavía, no puede confiar a nadie.

La cifra

7

millones de seguidores tiene el papa Francisco en la red Twitter, según un estudio internacional revelado ayer.

Caos de tránsito y misa multitudinaria

Río de Janeiro se quedó sin metro el martes de noche, poco antes de una multitudinaria misa en Copacabana, con miles de peregrinos varados en medio de un tránsito caótico.

El inconveniente en el metro, provocado por un problema eléctrico, dejó a miles de jóvenes varados durante más de dos horas, con peregrinos que intentaban en vano encontrar un taxi libre o sitio en un ómnibus para llegar a la célebre playa de Copacabana. De todas formas, y pese al inesperado frío con lluvia que cayó sobre la ciudad la noche del martes, 560.000 fieles asistieron a la misa del arzobispo de Río, Orani Tempesta, con la que se inauguró oficialmente la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi. AFP

Es el más influyente en Twitter

Si bien el presidente estadounidense Barack Obama es el jefe de Estado con más seguidores en Twitter, con 33 millones, quien tiene mayor influencia es el papa Francisco, pues sus mensajes son retuiteados 11 mil veces en promedio, reveló ayer el estudio Twiplomacy, divulgado por la firma Burson-Marsteller. Francisco tiene siete millones de seguidores en sus nueve cuentas, indicó Twiplomacy.

Según el estudio, 77% de los líderes globales poseen perfil en esta red social y 69% están conectados con las cuentas de otros jefes de Estado o con perfiles oficiales de gobiernos.

El estudio analizó 505 cuentas de 153 países. El perfil más activo es el de la Presidencia de Venezuela, con cerca de 40 tuits al día. En Brasil, la presidenta Dilma Rousseff tiene su cuenta, con más de un millón de seguidores, pero no la actualiza desde diciembre de 2010, cuando terminó la campaña electoral.

http://www.elpais.com.uy/mundo/papa-protocolo-ni-miedo-multitudes.html