Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Sturla está de acuerdo en crear el “día de la laicidad”

LA REPÚBLICA |

“ENTENDÁMOSLA COMO APERTURA Y NO CERRAZÓN”

sturla-1 (2)

Legisladores de todos los partidos políticos presentaron un proyecto de ley para que el 6 de abril se convierta en el “día de la laicidad”. En esa fecha del año 1909 surgió la ley que suprimió la enseñanza y práctica religiosa en las escuelas estatales.

“Me parece fantástica la idea de un día de la laicidad si entendemos por laicidad no un dogmatismo añejo, de hace cien años, sino como diversidad, pluralidad, como libertad, como expresión pública y gozosa de lo que uno cree y piensa.

Entonces yo soy el primero en decir que creemos un día de la laicidad, pero entendámosla como apertura y no cerrazón”, dijo el cardenal Daniel Sturla a canal 12. La iniciativa aparece firmada por los diputados Ope Pasquet del Partido Colorado, Graciela Bianchi por el Partido Nacional, Iván Posada del Partido Independiente y Eduardo Rubio de Unidad Popular.

En su exposición de motivos se recuerda que “el 6 de abril de 1909, fue promulgada la Ley N° 3.441 por la que se dispuso que “Desde la promulgación de la presente ley, queda suprimida toda enseñanza y práctica religiosa en las escuelas del Estado”.

“Con ella quedó consagrada definitivamente la enseñanza laica en el Uruguay, culminando el proceso iniciado por José Pedro Varela en 1877, cuando se estableció que la enseñanza de la religión católica en las escuelas del Estado, no era obligatoria para los niños cuyos padres o tutores así lo solicitaran”.

El proyecto había sido presentado el 28 de abril de 1907 por el diputado por Tacuarembó, Genaro Gilbert, e informado favorablemente por la Comisión de Instrucción Pública por entender que daba amplia satisfacción a la libertad de conciencia y que si bien la Constitución vigente por entonces establecía que la religión del Estado era la católica, no era su obligación enseñarla y difundirla, atento a que la misma Constitución consagraba en el artículo 140, la libertad de cultos y la más amplia libertad de pensamiento.

Posteriormente, en 1918, la laicidad encontró sustento en la Constituciónde la República. En su artículo 5°, en una frase tan corta como clara que establece que: “Todos los cultos religiosos son libres en el Uruguay…” y que “…El Estado no sostiene religión alguna…”.

Esa reforma de 1918, ratificada por las posteriores, estableció la laicidad como un principio que se convirtió en parte integrante de nuestra ideología y praxis republicana y democrática, junto con el respeto por los derechos humanos, la libertad, la tolerancia, la solidaridad social, y con el repudio del sectarismo, la discriminación y todas las prácticas que conduzcan al autoritarismo y el totalitarismo. Desde entonces, el Estado uruguayo no profesa, sustenta o enseña religión alguna”.

El espíritu laico

Más adelante, en la exposición de motivos, se agrega que la laicidad en el Uruguay es la manifestación más clara de la libertad “en toda su extensión imaginable”, pero es al mismo tiempo una espléndida manifestación de tolerancia hacia todos. Libertad de conciencia y tolerancia -que conduce al respeto por el otro- son las dos grandes columnas sobre las que se sostiene la laicidad.

Es por estos fundamentos que promovemos la designación del 6 de abril de cada año como “Día dela Laicidad”, con el objetivo de que la misma siga siendo la base de la convivencia democrática y pacífica que ha caracterizado a la República y sobre todo buscando que el espíritu laico siga formando parte del ser nacional uruguayo.