Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Sturla: “Compasión con las víctimas, indignación con los abusadores”

ECOS. LA |
http://ecos.la/13/Sociedad/2018/09/21/26945/sturla-compasion-con-las-victimas-indignacion-con-los-abusadores/

El cardenal volvió a pedir perdón por los abusos a menores en el seno de la Iglesia y por años en los que se “barría abajo de la alfombra”.

Bajo el título “Compasión y vergüenza”, el arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla, escribió un editorial para el quincenario “Entre todos”, de la Iglesia Católica, que se publicará este fin de semana. Esta edición estará casi en tu totalidad dedicada a tratar los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia. Y en él se basó el religioso en su espacio semanal de este viernes en radio Oriental.

En su intervención, lamentó los años en que la Iglesia no supo “responder como es debido” a las denuncias recibidas, situación que -aseguró- se modificó.

“Hace al menos diez años que la Iglesia en el mundo sabe qué hacer frente a estas situaciones. También la Iglesia en el Uruguay ha aprendido. Tiene su protocolo de actuación. Procura que se haga justicia y se priorice a las víctimas. Ha pedido perdón y expresado su vergüenza. Nunca será suficiente para quienes fueron víctimas y sus familiares el pedido de perdón. Pero nuevamente lo volvemos a expresar”, indicó en uno de los tramos.

El editorial comienza aludiendo a un término del griego del nuevo testamento, “esplajnizomai”, habitualmente traducido como “compasión”, referido al estremecimiento ante el sufrimiento del otro. Y ese sentimiento está ligado a la indignación.

“Ante los abusos de menores, estos sentimientos afloran en nosotros: compasión con las víctimas, indignación con los abusadores. Estos sentimientos, cuando los abusadores son religiosos o miembros del clero, se hacen sentimiento de culpa y de vergüenza para toda la Iglesia. Cuando además somos conscientes que la Iglesia y sus pastores no supimos durante años responder como es debido a las denuncias recibidos, que se barría abajo de la alfombra, que se dilataban decisiones, que no se daba lugar a la justicia, aumenta la vergüenza”.

Sturla dijo confiar que esta crisis, “que ha creado una fuerte desconfianza hacia la Iglesia”, pase y logre purificar a la institución. Sin embargo, subrayó que su “dolor y compasión”, su “vergüenza y pedido de perdón”, no pretenden “moverse al ritmo de la opinión pública” ni al de “aquellos que se solazan” en esa vergüenza.

Estos últimos, afirmó, están “a la espera de una palabra, de más o de menos, para encontrar, felices, una nueva piedra” que lanzar a la Iglesia Católica. Aquí Sturla pareció apuntar a aquellos que cuestionaron sus expresiones en su presencia en el ciclo “La palabra”, de Canal 10, de hace una semana.