Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios Sturla a los jóvenes: “¡No seamos cristianos achicados!”

El cardenal celebró la Misa final de la Jornada Nacional de la Juventud

Ante unos 6.000 jóvenes, el cardenal Mons. Daniel Sturla presidió la Misa que puso fin a la Jornada Nacional de la Juventud, que congregó a los jóvenes católicos durante dos días en Montevideo

“¡No seamos cristianos achicados! ¡Ni en la Facultad ni en el barrio! Si damos la cara por Él, Él la dará por nosotros”, comentó en un momento de la homilía Sturla, que en el presbiterio estaba acompañado por algunos obispos del país. En total, unos 80 sacerdotes concelebraron en la ceremonia que tuvo lugar en Kibón en el mediodía de este domingo.

Antes de la Misa, los distintos grupos de jóvenes se movilizaron en sus barrios: pintaron alguna capilla, acompañaron ancianos, bailaron en una plaza, jugaron con niños. Poco después del mediodía, comenzaron a reunirse en el lugar de la Misa, el mismo donde ayer pasaron la tarde.

En su mensaje, el cardenal se refirió a la vocación que tienen todos los cristianos, que es la del anuncio de Jesús. “El gran problema del Uruguay es que la gente no le encuentra sentido a su vida (…). Anuncien que la vida es bella”, pidió a los jóvenes que lo escuchaban, llegados desde todo el país.

Luego Sturla unió ese concepto de la llamada con el mensaje de esta jornada (“Él transforma tu corazón”): “Cristianos sin miedo, que dan testimonio, que rezan y sirven. ¿Dónde encontrar la fuerza? En el corazón de Cristo, Él nos transforma”.

Antes de que terminara la Misa, Sturla bendijo a los presentes y todos rezaron a la Virgen de los 33, patrona de Uruguay. Luego, sí, despidió a todos y les encomendó no olvidar que han nacido “para ser hijos de Dios, hermanos de Jesús”.

La Misa fue el cierre de esta 37ª Jornada. Pero una vez que concluyó, la fiesta no terminó. Los jóvenes coparon el escenario y siguieron bailando y cantando durante algunas horas.

Al final de la Misa hubo baile y ritmo.<br>

Al final de la Misa hubo baile y ritmo.