Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Sorpresa en el pueblo de Ratzinger

EL PAÍS |

Marktl Am Inn vive en gran parte gracias al turismo

BERLÍN

Marktl Am Inn, el pequeño pueblo bávaro a 90 kilómetros de Munich donde nació Benedicto XVI, recibió con sorpresa pero también con comprensión la noticia de la renuncia del pontífice, causante en los últimos años de un fuerte impulso turístico en la localidad.

El alcalde del poblado, donde Joseph Ratzinger vio la luz el 17 de abril de 1927, expresó el orgullo de haber dado un Papa al mundo, pero también la comprensión por su cansancio.

“La sorpresa fue grande, para mí como para los demás. Hace 6 meses me había recibido en una audiencia privada y lo encontré bien, incluso físicamente, me había parecido en forma”, dijo Hubert Gschwendtner.

“Le entregué un libro con las imágenes de Marktl Am Inn. Le dio un enorme gusto”, agregó el alcalde, que desde que ocupa el cargo -hace 17 años- se reunió doce veces con el Papa.

“Tengo profunda comprensión y respeto por esta decisión. Creo que tuvo mucho coraje”, dijo Gschwendtner, cuya opinión comparte la mayoría de sus conciudadanos. En estos ocho años de pontificado, Marktl Am Inn de algún modo vivió una era de auge turístico, con 100.000 visitantes al año, tras los 200.000 del primer año siguiente a la elección de Ratzinger.

Asimismo unos 15.000 visitantes pasan anualmente por la casa de dos pisos donde creció el Papa, hoy convertida en un museo.

Esta ola de entusiasmo que llevó a los peregrinos de todo el mundo a rendir homenaje al lugar de origen del Papa alemán fue acompañada en estos años por las típicas iniciativas estimuladas por el turismo: como la Baeckerei, la panadería y pastelería local, que prepara cada día el “Past-Brot”, el pan del Papa. ANSA