Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios “Sor presa” en Rivera: vino a evangelizar y la detuvieron

EL PAÍS |

Una Religiosa que Viene Dando que Hablar

Una monja brasileña está en boca de todos los riverenses.

Hermana Gabriela está en un hotel y vende rosarios a $80.

Hermana Gabriela está en un hotel y vende rosarios a $80.

Desde hace varios días la presencia de una monja brasileña completamente ataviada con hábitos negros llama poderosamente la atención de los habitantes de Rivera, provocando extrañeza e incluso comentarios negativos hacia ella de parte de quienes no la conocen. Incluso llegó a ser detenida por la Policía, hecho que ocurrió en la intersección de las calles Treinta y Tres Orientales y Joaquín Suárez.

“Ya estoy acostumbrada a esto, no es raro que me lleven detenida, lo único que quiero es trabajar por los niños de Villa Sonia y ser parte de Rivera”, relató la hermana Gabriela al diario “A Plateia” de Santa Ana do Livramento.

La hermana Gabriela, cuyo nombre real es Valdirene de Oliveira, “será notificada el próximo 8 de diciembre por el obispo de la Diócesis que su estilo de trabajo no se compadece con el plan pastoral que estamos ejecutando”, dijo el párroco de Santo Domingo, René da Silva, en cuya jurisdicción la religiosa pretende instalar una escuela para atender a niños carenciados.

La hermana Gabriela tiene 36 años y se hospeda desde el 20 de noviembre en un pequeño hotel céntrico y diariamente deambula por Villa Sonia y otros barrios periféricos de la esta ciudad. Vende rosarios a 10 reales ($ 80): entre 15 y 20 por día.

La monja pertenece al “Instituto misionero de las hijas de la pasión del señor y de los dolores de la santísima virgen”, organización religiosa fundada por la Sierva de Dios Madre María Margarita de Jesús Crucificado (María Virginia Lazzari, 1885-1961), en 1936 en la Basílica de la Sábana Santa de Turín (Italia).

Revuelo.

En virtud de que en Facebook colgaron comentarios y rumores, que fueron provocando una especie de psicosis, el martes en horas de la tarde, Carlos Migorena, inspector general de la Intendencia de Rivera, junto a dos policías (contratados por el régimen 222) le pidieron documentos y pidieron la intervención de la Seccional 1ª, que tuvo a su cargo investigar a la religiosa, confirmando su identidad.

Horas antes de ese procedimiento policial, el padre René da Silva, párroco de Santo Domingo y el Sagrado Corazón, expresó: “El obispo nos avisó que ella venía y que pretendía trabajar en barrios pobres, por lo tanto, en primera instancia nos pareció cosa buena”.

Transcurrieron los días y la religiosa nunca concurrió a coordinar con el sacerdote. Además, su forma de evangelizar “está basada en el Concilio de Trento, que nada tiene que ver con la iglesia que lidera el Papa Francisco”, por lo que “el obispo decidió que nada tiene que hacer en nuestra diócesis”, comentó el presbítero.

Dudas.
La hermana Gabriela dijo a El País que hace 5 años que está en la orden, ya que hasta los 31 años cuidaba a sus 5 hermanos menores en Corumbá, Goias (Brasil).

La religiosa dice que la orden tiene 10 años y que en total son 5 sus integrantes. Cuatro de esas religiosas están en Bolivia y ella ahora en Uruguay. También tienen presencia en Paraguay, pero allí la representante es una laica.

Por su parte, la hermana Mabel, integrante de las “Hermanas de la providencia”, señaló que el estilo de trabajo de la religiosa brasileña le sorprende. “Si viene a nuestra obra, no tenemos problema ninguno de colaborar con ella y trabajar juntos”, aseveró la religiosa.

Desde que se encuentra en Rivera, la hermana Gabriela no ha parado de concitar la atención y no pasó desapercibida para los medios de prensa locales. (Producción: Freddy Fernández Carranza).