Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios “¡Si quieren ser iguales a los varones, laburen!” Obispo argentino tuvo que disculparse

MONTEVIDEO PORTAL |

https://www.montevideo.com.uy/Noticias/-Si-quieren-ser-iguales-a-los-varones-laburen–Obispo-argentino-tuvo-que-disculparse-uc725057

¡AY, DIOS!

Luis Urbanc, obispo de la provincia argentina de Catamarca, debió salir a disculparse por sus criticadas declaraciones.

“Las chicas ahora quieren ser iguales a los varones ¡Laburen! Agarren un martillo, una maza, un cortafierro, y van a ser iguales que los hombres y no se les va a caer nada.”

Con estas palabras, el religioso argentino se ganó el repudio de organizaciones sociales, políticas y feministas. Los dichos tuvieron lugar el 17 de julio durante una homilía en la capilla del Señor de la Agonía, en la localidad de Palo Blanco, en Catamarca, donde el prelado cargó contra la dirigencia política y las mujeres.

“Mi madre no arrugaba, trabajaba a la par de mi padre como un hombre y era bien mujer, no se le cayó nada y nos enseñó mucho”, abundó el obispo, según recoge el periódico Perfil.

“Entendemos que sus opiniones parten de una posición favorecida, lo cual no lo excusa de la violencia ejercida con sus palabras en un contexto en el que las mujeres bregamos por derechos reales que nos han sido históricamente negados”, expresaron este lunes diversas agrupaciones feministas de Catamarca y el país, nucleadas en la Asamblea de Mujeres, según consignó el sitio El Ancasti.

Posteriormente, el religioso emitió un comunicado relativizando sus dichos anteriores y ofreciendo disculpas.

“Quiero dejar en claro que en casa me inculcaron un gran respeto por la mujer como ciudadana, esposa y madre, desde la fe. Tengo una gran admiración por mis maestras, profesoras, catequistas, etcétera, quienes me ayudaron a valorar lo femenino en la vida humana. ¡Cómo no apreciarlas, si el 90 por ciento de las colaboradoras en la vida eclesial son ellas, que con su sencillez, generosidad y abnegación sostienen la fe y la trasmiten a las futuras generaciones! Por eso, si alguna mujer se sintió agraviada le pido humildemente perdón”, aseguró en el envío, según publicara La Izquierda Diario.