Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Semanario italiano denunció escándalo “lobby gay” en colaborador del papa e involucra a Uruguay

UNOTICIAS |

El semanario L´Espresso denunció que Battista Rica, quien recientemente fue nombrado reformador del Banco Vaticano, oculta un oscuro pasado, que se le ocultó al papa Francisco. Para el Vaticano la información es “poco fiable”.

El llamado “lobby gay” volvió a sacudir al Vaticano, cuando la revista italiana L´Espresso reveló el “escandaloso amor” entre monseñor Battista Rica, nombrado por el papa Francisco a un cargo estratégico en el banco del Vaticano, y un capitán de la guardia suiza.

Según el vaticanista de la revista, Sandro Magister, Ricca formó parte del llamado “lobby gay”, una red de influyentes prelados homosexuales, “un poder paralelo que trama contra el pontífice”, según sostiene la publicación.

Ricca fue designado representante personal del papa en el banco de la Santa Sede, pero “es conocido dentro del Vaticano por la agitada relación homosexual que mantuvo con un oficial de la guardia suiza, cuando trabajaba en la nunciatura apostólica de Montevideo, en Uruguay, entre los años 1999 y 2000”, según denuncia Magister en la revista italiana.

Dice también L’Espresso que toda esta información le fue ocultada a Francisco, por lo cual no tuvo objeciones para nombrarlo “prelado” del Instituto para las Obras de Religión (IOR), para ayudarlo en la labor de limpieza de la entidad, desacreditada por la corrupción interna, el tráfico de influencias y hasta lavado de dinero.

“La clara relación de intimidad entre Ricca y el capitán Patrick Haari escandalizaba a muchos obispos, sacerdotes y laicos de ese pequeño país sudamericano (Uruguay), incluidas las religiosas que se ocupaban de la nunciatura”, sostiene Magister, en su nota.

Estas revelaciones fueron tildadas de “poco fiables” por el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

Ricca (57) es diplomático de carrera, trabajó en Congo, Argelia, Colombia y Suiza.

“En el Vaticano han promovido de manera activa una operación de encubrimiento, frenando las investigaciones desde esa época hasta hoy, ocultando los informes sobre el nuncio y manteniendo inmaculada la hoja de servicios de Ricca, facilitando de este modo una nueva y prestigiosa carrera”, escribió L´Espresso, que sostiene que su nombramiento en el IOR no sólo provocó “amargura” entre los religiosos que conocían su pasado, sino que tiene como objetivo frenar las reformas impulsadas por Francisco.

El pasado 11 de junio, el papa Francisco habló por primera vez de “una corriente de corrupción” en la Curia Romana, así como de la existencia de un influyente “lobby gay”, según el portal católico progresista latinoamericano “Reflexión y Liberación”.

Dos publicaciones italianas -el diario italiano La Repubblica y la revista Panorama- coinciden en que el Papa emérito Benedicto XVI recibió un informe ultrasecreto de 300 páginas, realizado por tres cardenales intachables, sobre las luchas internas por el poder y el dinero, así como el tráfico de influencias internas con la homosexualidad. El informe le fue entregado a Francisco, por el mismo Benedicto XVI.