Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Se frustró el intento por recuperar el ex cine Plaza

LA REPÚBLICA |

El intento público-privado para rescatar al ex cine teatro Plaza como un espacio cultural fracasó. La falta de recursos económicos y de un modelo de gestión fueron determinantes para que se desista de la idea. La iglesia Dios es Amor se estará mudando a su nueva sede entre los meses de mayo o junio próximos.

La movida que se llevó a cabo sobre fin del año pasado para que el legendario ex cine teatro Plaza no quedara en manos de la iglesia Dios es Amor no tuvo un final feliz. La noticia que esta iglesia pentecostal de procedencia brasileña adquiría la propiedad a fin de contar con una sede propia generó una reacción en la opinión pública. A través de diversos medios (de comunicación y de Internet) se provocó un debate sobre la necesidad de no perder este reconocido espacio cultural en Montevideo, y al mismo tiempo, las numerosas exoneraciones tributarias y contributivas que tienen estas iglesias, amparadas por la Constitución.

Incluso, el sociólogo y asesor del Ministerio del Interior, Gustavo Leal, emprendió una campaña de recolección de adhesiones solicitando en primera instancia, la expropiación del ex cine Plaza, y luego, la posibilidad de encontrar algún inversor que se hiciera cargo del complejo para desarrollar un proyecto cultural.

Rápidamente, las autoridades de la Intendencia de Montevideo como del Ministerio de Educación y Cultura descartaron la opción de la expropiación. No obstante se manifestaron partidarios de articular con el sector privado para poder recuperar dicha propiedad para el sector cultural.

Tanto los directores de la IM, Héctor Guido, como del MEC, Hugo Achúgar, entablaron contacto con dos interesados privados, según comentó el primero de ellos.

Fue así que se entabló una mesa de trabajo, entre las autoridades y los privados, a lo que se sumó la declaración de apoyo de Agadu y de otra gente de la cultura.

Tanto Guido como Achúgar manifestaron públicamente que el Estado no estaba dispuesto a destinar recursos o gestionar estos espacios culturales. La única opción que se visualizaba en el horizonte era la posibilidad de que privados pretendieran hacer una propuesta a los nuevos propietarios del ex cine Plaza, la iglesia Dios es Amor, para comprar este complejo y posteriormente desarrollar un proyecto para el lugar.

Durante más de un mes, según relató el director Guido, se pudo analizar la situación conjuntamente con los privados, evaluando las posibilidades económicas y de gestión para un posible proyecto.

Guido señaló ayer a LA REPÚBLICA, que no se logró alcanzar una propuesta con los privados para plantearle a la iglesia Dios es Amor. “No llegó a darse la negociación con los nuevos propietarios del ex cine Plaza, a pesar del interés que hubo en su momento de dos empresas muy grandes”, sostuvo.

Dijo que una vez que las partes se sentaron e hicieron los números del potencial negocio, y que tampoco se contaba con un proyecto para gestionar el lugar, se vio que el presunto proyecto no era viable.

“Para levantar la propuesta se requería de mucha plata, lo que implica la compra, la refacción del lugar y además aplicar un modelo de gestión que tiene que ser sustentable y dejar un margen mínimo de amortización de la sala”, explicó Guido.

Se estima que para desarrollar un proyecto cultural en el ex cine Plaza se requiere de más de US$ 10 millones.

Para el director de Cultura de la Intendencia, más allá de no prosperar la recuperación del espacio público, la discusión pública que se dio en ese entorno fue positiva, “porque permitió reflexionar sobre la necesidad de preservar los ámbitos culturales”.

“Es una derrota circunstancial, y es un llamado de atención para que no ocurra nuevamente”, destacó Guido. Enfatizó que este caso debe servir de aprendizaje para que desde todos los ámbitos se le genere a los privados un contexto favorable, para que se puedan organizar y les permita poblar de diferente maneja para gestionar esos espacios.

El culto en el Plaza

Fuentes de la iglesia Dios es Amor señalaron ayer, que si bien todavía no se produjo la mudanza a la nueva sede en el edificio del ex cine Plaza, aclararon que no hay ningún inconveniente para comenzar a funcionar en dicho lugar. Se estima que el abandono del local de la calle Gutiérrez Ruiz para la nueva sede se producirá recién en tres meses. Es que aún falta acondicionar el espacio adecuándolo a lo que es una iglesia, explicaron. Restan algunos trabajos de pintura, alguna pequeña restauración y el acondicionamiento del audio. Uruguay era el único país en el continente donde esta iglesia no contaba con una sede propia.

La sede que faltaba

Dios es Amor tiene en Uruguay 196 iglesias, según consta en su propia página web, aunque en nuestro país aun no disponía de una sede central propia, objetivo que logró con la adquisición del ex cine teatro Plaza. El 11 de noviembre del año 1986 fue abierta e inaugurada la “Iglesia Pentecostal Dios es Amor” en la calle Colonia 939 de Montevideo.

Como consecuencia del crecimiento de fieles, la iglesia se trasladó a un local más amplio. Fue así donde la iglesia paso a ubicarse en la calle Héctor Gutiérrez Ruiz 1269, el 5 de noviembre de 1989. En ese lugar funcionaba el ex cine Radio City.

 

Esta iglesia fue fundada en Brasil el 3 de junio de 1962 por parte del misionero David Miranda.