Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Se celebró 7mo Encuentro de Ex Curas del Uruguay. “Se va consolidando el grupo a lo largo de los años”

EL PUEBLO |
http://www.diarioelpueblo.com.uy/generales/se-celebro-7mo-encuentro-de-ex-curas-del-uruguay-se-va-consolidando-el-grupo-a-lo-largo-de-los-anos.html

El Ex Sacerdote Jesús Arbiza brindó detalles del 7mo. Encuentro de Ex Curas del Uruguay que se celebró recientemente.

“Fue un encuentro muy bueno que se llevó a cabo durante los días sábado y domingo. El sábado fue una previa y luego el domingo fue el encuentro, donde participaron ex sacerdotes y sus familias y llegaron dos compañeros argentinos, también un ex sacerdote chileno que es el Presidente de la Federación Argentina de los Curas Casados.

La actividad se llevó a cabo en Colonia del Sacramento en la Capilla San Benito.

“Fue un encuentro muy rico de mucho entusiasmo donde participaron muchos ex sacerdotes, sus familias y hubo una gran presentación. A posteriori se trataron algunas temáticas tales como la situación laboral, temas jubilatorios, la relación con la Iglesia y otros temas que fueron abordados a lo largo del día. Ciertamente fue un encuentro muy gratificante y fraterno, el grupo se va consolidando a lo largo de los años y se van integrando nuestras esposas e hijos” – sostuvo Arbiza.

Los Sacerdotes Católicos Casados son una asociación mundial de 100 mil clérigos reducidos al estado laical. Son hombres que en un momento de sus vidas recibieron la ordenación presbiteral bajo la condición de no ser casados y de no contraer matrimonio en el futuro, igual que sus colegas que hoy pertenecen al clero católico.

Estos fueron doblegados por el peso del celibato y, tras obtener la dispensa de los tribunales eclesiásticos, se dedicaron a una profesión civil, contrajeron matrimonio y tuvieron hijos.

Según la teología sacramental, su condición sacerdotal no se pierde. Siguen siendo sacerdotes con prohibición de ejercer el ministerio, salvo caso de extrema necesidad.

Son esposos y padres de familia que carecen de la autorización episcopal para presidir la misa, confesar y presenciar bodas, pero no son ex sacerdotes, como muchas veces los identifican los medios de comunicación, sino sacerdotes suspendidos de su ministerio.