Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Se arrodilló ante Dios, se persignó y luego robó pertenencias de otro feligrés

LA REPÚBLICA |

EN MALDONADO, FUE CONDENADO A CUMPLIR UNA PENA DE SEIS MESES DE PRISIÓNSe arrodilló ante

Un joven fue condenado como autor de un delito de hurto. El hecho, de ribetes insólitos, tuvo lugar en la Catedral de Maldonado el 21 de marzo cuando luego de arrodillarse y hacer la señal de la cruz robó el bolso y una bicicleta de otro hombre que se encontraba en la Iglesia. Fue condenado por un delito de hurto.

El joven Lucas Rafael Martínez Sosa no tuvo pruritos a la hora de robar un bolso rojo y una bicicleta GT que pertenecían a un feligrés que también estaba en la Catedral aquel día.

Cuando la víctima notó la falta de sus pertenencias se dio aviso a la policía y tras el arribo de los efectivos se chequearon las cámaras de seguridad del lugar en las que pudieron ver cómo el joven había ingresado a la iglesia, había cumplido con los rituales y luego había concretado el hurto.

El accionar del joven también fue observado por sorpresa por una mujer que rezaba en el templo y que luego fue interrogada por la fiscalía.

El valor de lo robado fue avaluado en 1.600 dólares ya que, además de la bicicleta, en el bolso había lentes y otros objetos.

Si bien al momento de concretar este hurto Martínez Sosa no tenía antecedentes penales, luego fue condenado por un delito de violación de domicilio en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de hurto en grado de tentativa. A raíz de esto había sido condenado a la pena de cinco meses de prisión en régimen de libertad vigilada.

Fiscalía y defensa acordaron procedimiento abreviado que fue aceptado por el Juez y Lucas Rafael Martínez Sosa se declaró culpable y reconoció los hechos.

Fue condenado a cumplir una pena de seis meses de prisión.