Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Roballo rechaza documento de la Iglesia Católica sobre fragmentación social

LA RED 21 |
http://www.lr21.com.uy/politica/1365612-roballo-documento-iglesia-catolica-fragmentacion-social

El prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, rechazó -a título personal- el documento de la Iglesia Católica uruguaya en el cual se hace referencia a una creciente fragmentación social.

La Conferencia Episcopal del Uruguay difundió un documento firmado por todos los obispos, titulado: “Construyamos puentes de fraternidad en una sociedad fragmentada”.

En el trabajo se incluyen siete capítulos referidos a: “Las fisuras que poco a poco nos han ido separando, el trabajo, la familia, el desbalance generacional, el campo y la ciudad, el territorio, acceso a servicios y el papel de la educación, y La convivencia ciudadana”.

La Iglesia Católica manifiesta preocupación por la fragmentación social, lo que a su entender se refleja en la inestabilidad en las relaciones laborales, la separación de las familias, una baja tasa de natalidad, el alto índice de suicidios y la división entre el campo y la ciudad.

Reafirman su preocupación por los niños que aún viven en la pobreza.

Si bien el arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla, destacó que entre 2006 y 2016 la pobreza en niños menores de 6 años bajó a la mitad. De todos modos indicó que de cada 1.000 menores de 6 años, 174 son pobres.

“Es también preocupante que la proporción de niños en situación de pobreza, en relación a la totalidad de población pobre, es la más alta de todo el continente”, se indica en el informe.

A la vez, la Iglesia reconoce que “se han implementado acciones tendientes a modificar esta desigualdad”, pero indica que “se mantiene a pesar de la reducción de los niveles de pobreza logrado en los últimos años”.

Asimismo, en el documento se expresa que “al fragmentarse el tejido social y comunitario, las redes humanas se debilitan”.

 “Quienes tendrían mayores posibilidades de brindar sostén, aportar recursos y habilitar caminos de salida, no tienen contacto con aquellos que más necesitan recobrar la esperanza de mejorar su situación”, advierte la Iglesia.

Respuesta
A raíz del documento, el prosecretario de la Presidencia de la República, Juan Andrés Roballo, quien es católico e integrante del Partido Demócrata Cristiano (PDC), respondió por carta y a título personal a cada uno de los cuestionamientos.

Roballo cuestiona a la Iglesia Católica por denunciar “fractura social, división del campo y la ciudad, infantilización de la pobreza”, por entender que se trata de “un relato muy parecido al de los autoconvocados”. Además, indica que “surgió a una semana del informe del Instituto Nacional de Estadística que da cuenta, una vez más, de la baja de la pobreza”.

Resalta que “se logró una baja histórica de la mortalidad infantil y se implementó un sistema de cuidados para los más desprotegidos”.

Según Subrayado, el jerarca de gobierno expresa que “el nombre del documento de los obispos coincide con la consigna del sector Todos del Partido Nacional, que lidera el senador Luis Lacalle Pou”.

“A esta Iglesia se le está pasando por alto que al 2005 la pobreza era del 39,9%, y más del 50% eran niños y adolescentes, y ahora es de 7,9%. La indigencia al 2005 era del 7,9% y ahora es de 0,1%”, recuerda Roballo.

Asegura que “duelen esos pobres e indigentes, pero son cientos de miles que salieron de esa situación y siguen saliendo”.

Indica también que “el desempleo al 2005 era del 14% y hoy es del 8,2%”.

“Vaya si hay que trabajar aún, pero el mismísimo BID informó recientemente que Uruguay ostenta el primer lugar en calidad de empleo en Latinoamérica y el Caribe”, remarcó.

Agregó que Uruguay está primero en crecimiento continuo con inclusión social y reducción continua de la brecha social, según el índice de Gini, y que el ingreso per cápita también es el más alto de América Latina.

“El documento de los obispos parece hacer referencia a una realidad más ubicada en el año 2004 que en el año 2018”, sentenció Roballo.