Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Río fue tomada por los jóvenes

EL PAÍS |

IMPRESIONANTE PRESENCIA EN CALLES Y EN COPACABANA

El papa Francisco presidió en la playa de Copacabana la Vigilia de XXVIII Jornada Mundial de la Juventud, uno de los momentos más sugestivos, al que asistieron dos millones de jóvenes de 190 países, informó el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

El pontífice llegó a Copacabana en el papamóvil, en el que recorrió todo el paseo marítimo, de cuatro kilómetros de largo, hasta el palco, en la otra punta de la playa.

Decenas de miles de jóvenes le acompañaron durante el recorrido, en un ambiente muy sugestivo, muchos de ellos corriendo por la arena, mientras que varios helicópteros sobrevolaban la zona.

Esta vigilia y la misa final de la JMJ que tendrá lugar hoy domingo, -iba a hacerse en Guaratiba, a las afueras de la ciudad-, pero debido a las lluvias caídas en los últimos días en Río de Janeiro, convirtieron el lugar en un lodazal y se decidió cambiar por Copacabana.

En la playa de Copacabana se celebró la ceremonia de bienvenida oficial al papa, el pasado jueves, y el Vía Crucis del viernes.

Copacabana es el Campus Fidei de la JMJ, nombre dado al recinto de Guaratiba.

La ceremonia de la vigilia se desarrolló en varios momentos. En un primero, varios jóvenes contaron al papa y a los presentes sus experiencia de vida, después habló Francisco y finalmente se hizo la procesión del Santísimo Sacramento llevado por diáconos. Después se sucedieron la adoración eucarística, las plegarias de los jóvenes en italiano, polaco, español, alemán, francés, portugués e ingles y el final fue con el Salve Regina, mientras el Santísimo fuellevado a la capilla.

Mar humano.

Jovenes de todo el mundo caminaron unos 9,5 kilómetros desde el centro de Río de Janeiro hasta la playa Copacabana. Los jóvenes, muchos de ellos con banderas de sus países de origen, muchos latinoamericanos, recorrieron las calles de la ciudad, algunos orando, otros cantando, bajo la protección del Ejército de Brasil, que desplegó militares en motocicletas y camiones para evitar cualquier problema con los peregrinos.

“Nos ha tocado harto caminar y nosotros le dimos un sentido distinto. Vamos parando en cada parroquia que encontramos, rezamos el misterio del rosario”, dijo a Efe Carolina Gutiérrez, una peregrina de 30 años que andaba con un grupo de chilenos por Botafogo.

Esa playa estuvo desdeemprano llena de gente, que continuó toda la noche pernoctar , aunque no pudo erigir tiendas de campaña, como sí habría sido posible en Guaratiba.

Los peregrinos recorrieron las avenidas Getulio Vargas y Río Branco, las dos principales arterias del centro de Río de Janeiro, y atravesaron gran parte de la zona sur de la ciudad por el Aterro do Flamengo, una ancha vía expresa que desemboca en la zona de Copacabana.

http://www.elpais.com.uy/mundo/rio-tomada-jovenes.html