Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Restauran la cruz del Papa en el Cerro Largo

EL PAÍS |

CONMEMORA LA LLEGADA DEL JUAN PABLO II A LA CIUDAD DE MELO EN 1986

CERRO LARGO | NÉSTOR O. ARAÚJO

La Cruz del Papa, un símbolo del departamento de Cerro Largo, será reinaugurada el próximo 6 de abril. Un grupo de obreros municipales se ocupó de restaurarla y preparar el lugar para una peregrinación que, aseguran, será multitudinaria.

En 1986 el papa Juan Pablo II bendijo el predio donde se levanta la cruz. Foto: Néstor Araújo

La cruz se colocó para la segunda visita de Juan Pablo II y está instalada sobre la cuchilla de Cerro Largo, en la localidad de Arbolito. Mide unos 10 metros de altura y está construida en hierro. La estructura soportó 26 años a la intemperie. Luego de la restauración, volvieron a colocarla.

“Le colocaremos led lumínicos a efectos de lograr que desde la ruta 8 se la pueda ver de noche”, dijo el obispo de la diócesis de Melo, Heriberto Bodeant.

Personal municipal está acampado hace una semana en el Cerro Largo realizando un trabajo profundo.

El director de Gestión Social de la Intendencia, Pablo Duarte, dijo que “trabajar en esa estructura de hierro es muy complicado y debieron apelar a máquinas de gran porte para bajarla y luego subirla”.

El Obispado pidió a la Intendencia colaboración para su refacción. “La queremos dejar lista para el seis de abril cuando festejamos los 26 años de colocación de la cruz en este sitio y lo haremos con un viacrucis recordando la pasión de Cristo”, dijo Richard Spell, un laico colaborador de la Iglesia.

Cruz del Cerro Largo.

La idea de instalar una cruz sobre el Cerro Largo, accidente geográfico que da nombre al departamento, surgió del padre Javier Mori, quien fuera párroco de la Catedral y San José Obrero de Melo desde el 68 al 88.

El proyecto original fue presentada ante las autoridades municipales y de la Iglesia el 15 de diciembre del año 1987, cinco meses antes de la visita de Juan Pablo II y previa autorización del obispo de la Diócesis de Melo y Treinta y Tres, Monseñor Roberto Cáceres, que ese año cumplía sus 25 años de ordenación.

El Padre Javier, que reside en Italia, consideró oportuno que se ubicara en un lugar preferencial, frente al Centro Poblado de Arbolito y en la cumbre del Cerro Largo una cruz de hierro, que tiene una altura 9,5 metros.

En 1986, el Cerro Largo -antes de levantarse la cruz- recibió la bendición del Papa Juan Pablo II en su primera visita a Uruguay, a partir de ahí, el camino al cerro se convirtió en la recreación del peregrinaje de Jesús a su crucifixión.

Rodeada por las sierras, Arbolito fue lugar donde se enfrentaron las fuerzas revolucionarias y las del gobierno nacional en el año 1904 en la denominada Batalla de Arbolito.

Fue hospital de campaña durante esa feroz batalla frente al majestuoso Cerro Largo.

Al llegar a la cima nos encontramos con un altar de piedra, la virgen María, una gran paloma blanca llamada “Paloma de la Paz” construida por el Gobierno de Villanueva Saravia en el año 1995 y una gigantesca cruz de hierro que dan la bienvenida a un lugar que parece sagrado.

La tradicional peregrinación a la cruz del Cerro Largo se celebra año a año en cuaresma, como preparación para la Semana Santa. “El trayecto es algo difícil, costoso, arriesgado. Una subida entre las piedras, algo agotadora pero deslumbrante, rodeada de animales y naturaleza” dijo el obispo Bodeant.