Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Recurso contra el decreto de aborto

EL PAÍS |

ONG dice que la reglamentación viola espíritu de la ley

La Organización No Gubernamental (ONG) Madrinas por la Vida, que atiende a mujeres embarazadas en situación de riesgo psicosocial, presentó ante el Ministerio de Salud Pública (MSP) un recurso de revocación contra el decreto reglamentario de la ley del aborto que entró a regir el lunes 3.

Sostiene que con la reglamentación se “violenta el espíritu de la ley” y cita dos ejemplos en los que se modifica a través del decreto la idea original de la norma.

Uno de ellos tiene que ver con los plazos de reflexión estipulados para que la mujer embarazada revise su decisión de abortar.

El artículo 8 de la reglamentación prevé que el plazo de cinco días para la reflexión empiece a correr desde el mismo día en que la mujer comience a recibir el asesoramiento, es decir, en la consulta inicial con el ginecólogo.

Sin embargo, en el artículo 3 de la ley se establecía que el plazo empezaría a partir de la consulta con el equipo interdisciplinario. “El reglamento lo hace correr a partir de la primera consulta con el ginecólogo. La consulta con el equipo podrá demorar en realizarse, y en los hechos la mujer ya no dispondrá de un plazo para la reflexión antes de consentir en el aborto”, protesta la ONG.

“Por vía reglamentaria se acortan los plazos dispuestos para la reflexión de la mujer”, se argumenta en la impugnación y agrega que la “experiencia” les indica que estos plazos “resultan de suma importancia, dado que el estado de ánimo de una mujer con un embarazo en conflicto tiende a cambiar con el paso de los días”.

El otro aspecto que cuestiona Madrinas por la Vida es que el reglamento establece que los miembros del equipo interdisciplinario podrán entrevistarse conjunta o separadamente con la usuaria según lo estimen conveniente, pero su actuación será conjunta y coordinada.

La ONG puntualiza que la ley “era muy clara” al expresar que el equipo interdisciplinario actuaría “conjuntamente” y no por separado para informar a la mujer sobre la interrupción del embarazo.

“El hecho no es menor si tenemos en cuenta que la actuación en forma conjunta garantiza un control en el asesoramiento que brindarán los diferentes profesionales. Se dan determinadas garantías a la mujer, quien no podrá ser manipulada en privado por alguno de los miembros de este equipo”.

Los integrantes de la ONG sostienen que de esta manera se modifica y altera el espíritu de la ley, ya que con la reglamentación “se permite un asesoramiento por separado y en consultas particulares. Coordinado no es conjunto”.

Madrinas de la Vida, cuya labor consiste en dar contención y el apoyo necesarios para que las mujeres embarazadas “puedan optar por seguir adelante con su embarazo y tengan su hijo en las mejores condiciones”, concluyen que los cambios introducidos en la ley que despenalizó el aborto por el decreto “son graves y violatorios del principio de jerarquía de las normas” y afirman que “no se puede por vía reglamentaria hacer decir a la ley lo que esta no dice”.

“Se violenta el espíritu de la ley reglamentada, en donde se trató de salvaguardar el derecho de decisión de la mujer, y su posibilidad de reflexionar y revisar su posición ante la dramática posibilidad de matar a su propio hijo”, concluyen en el recurso.