Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Por primera vez declaran a sacerdote ciudadano ilustre

EL PAÍS |

DEDICÓ 53 AÑOS DE SU VIDA A UNA CAPILLA BARRIAL

Lavalleja | Fernando Bonhomme

Por primera vez en Uruguay un sacerdote fue declarado Ciudadano Ilustre. Se trata del padre Mario Inmediato, un cura que desarrolló su apostolado durante más de 50 años en el barrio Las Delicias de Minas.

El primer sacerdote declarado Ciudadano Ilustre de su departamento. Foto: Fernando Bonhomme

La declaración de Ciudadano Ilustre, una de las pocas distinciones que otorgan los gobiernos democráticos, está destinada a las personas que han tenido un desempeño destacado en la sociedad.

En este caso la Junta Departamental de Lavalleja en acuerdo con la intendente Adriana Peña resolvieron homenajear a un sacerdote católico que ejerció toda su carrera sacerdotal en la ciudad de Minas durante más de 50 años.

Mario Concepción Inmediato Pascaretta, nació en Santa Rosa, Canelones el 8 de diciembre de 1927, el mismo año que el departamento de Minas cambió su nombre a departamento de Lavalleja.

Este es el quinto nombramiento que el gobierno de Lavalleja aprueba y es el primer cura en la historia del país en recibir tal distinción. Inmediato ahora integra la lista de cinco ciudadanos ilustres de Lavalleja junto a los deportistas Gustavo Trelles, Sebastián Abreu y los escritores Santos Inzaurralde y Mario Delgado Aparaín.

Fue ordenado sacerdote el 10 de octubre de 1954 por el cardenal Antoni Barbieri y nombrado teniente cura de la Parroquia de la Inmaculada Concepción de Minas el 26 de diciembre de 1954, a donde arribó 15 días después.

El cura contó a El País que por ese entonces la ciudad no gozaba de buena fama del trato hacia los curas y cuando se bajó del ómnibus enfiló hacia las torres altas. Al entrar a la catedral el cura existente no le dio tiempo ni a saludar y lo mandó derecho a un bautismo.

Cuando terminó, fue a buscar la valija para desempacar, pero ya lo mandaron a oficiar un sepelio.

Cuando finalmente volvió le dijeron: “deje la valija quieta que vamos a ir a almorzar”, luego recién le asignaron la habitación y a las tres de la tarde lo llevaron a la oficina del despacho parroquial donde tenía que estar de 9 a 11 y de 15 a 17.

La otra orden que le dieron fue que a las seis de la mañana un taxi lo recogería para llevarlo al hospital a “darle la comunión de las monjitas”.

De ahí pasaron 53 años hasta que en el año 2008 se retiró al Hogar Sacerdotal Jacinto Vera en Montevideo.

El padre Inmediato estuvo la mitad de su tiempo en la catedral y la mitad en la parroquia Santa Teresita del barrio Las Delicias, donde este fin de semana se le realizó el homenaje.

Fundó los Boys Scouts en Minas con quienes hizo varios viajes a Chile, Bariloche y Europa. También fue precursor del Neocatecumenado y a través de este movimiento tuvo la oportunidad de visitar Israel y cruzar el lago de Tiberíades.

Al celebrarse sus bodas de oro sacerdotales el papa Juan Pablo II lo nombró “prelado de honor”. No recuerda la cantidad de casamientos o comuniones que ofició. Sin embargo, dijo estar seguro de haber hecho más de 15.000 bautismos.

Al recibir la distinción subrayó que la recibía porque “surgió de la gente” ya que, dijo, siempre estuvo con la gente. Lo mismo iba a una fiesta de alta sociedad como “tomaba mate en un ranchito humilde”.

Inmediato mantuvo durante 20 años una audición radial que comenzaba con el saludo “Dios habla a la gente del campo y la ciudad”. Durante 4 minutos el cura leía cartas de los fieles y daba recomendaciones según la doctrina cristiana.