Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Polémica conferencia de Varones Unidos en el Palacio Legislativo agotó las 300 ubicaciones

EL PAÍS |

El movimiento machista Varones Unidos organizó una conferencia en el edificio del Parlamento. La sala fue pedida por el diputado Rodrigo Goñi.

Desde hace varios días se promociona a través de las redes sociales un evento organizado por el movimiento machista Varones Unidos en conjunto con A mis hijos no los tocan, la organización que se opone a la guía de educación sexual presentada por el Consejo de Educación Inicial y Primaria en julio del año pasado.

En la página web de Varones Unidos, en la que se comparten noticias falsas y reclamos en contra del feminismo, la diversidad sexual y los musulmanes, se anuncia la llegada de los argentinos Agustín Laje y Nicolás Márquez y de la ecuatoriana Amparo Medina.

El póster del evento ─del que no se dan detalles─ está acompañado por una imagen de la portada de “El libro negro de la Nueva Izquierda”, publicado por los argentinos en 2016. Tanto en la imagen como en la publicación se informa que el evento se llevará a cabo en la sala Paulina Luisi del Palacio Legislativo, a las 18:10 horas.

Al lugar llegaron decenas de personas que debieron hacer fila para poder ingresar, mientras el grupo Visibles y Unidos se congregó con pancartas para rechazar la actividad.

Minutos antes de las 19:00 horas los encargados del evento indicaron que se agotaron las 300 ubicaciones que estaban disponibles para la conferencia lo que dejó a varias personas por fuera del evento.

VEA EL VIDEO. Varias personas esperan por la conferencia. Crédito: P. Melgar

El discurso de Laje, calificado como “de odio”, no cae bien en los grupos que bajo el hashtag #NoALaCharlaDeLajeEnElPalacio, creado por la comediante María Rosa Oña, han manifestado el repudio a la charla.

En la web del Palacio Legislativo no hay información sobre este evento. Lo que sí aparece en la agenda es una “Conferencia Internacional sobre Paternidad Responsable” a llevarse a cabo a las 17 horas, en la sala Francisco Acuña de Figueroa.

El evento en la agenda del Palacio Legislativo.

Esta conferencia es organizada por el diputado del Partido Nacional, Rodrigo Goñi, según indica la publicación en la web del Parlamento.

Consultado por El País, el diputado Goñi dijo que pidió la sala porque entiende que se trata “un evento que ayuda al debate o a la información pública”.

Goñi aseguró que se trata de una “Conferencia Internacional sobre Familia y Género” y no de una charla sobre paternidad responsable. “Se habrán equivocado al publicarlo en la página”, indicó, si bien el documento firmado por él para pedir la sala detalla el tema a tratar.

“Este evento no lo organizo yo”, afirmó Goñi, y señaló que anteriormente ha pedido la sala “para una enorme cantidad de eventos en los cuáles no soy organizador”, como la presentación a mediados de marzo del libro “Prohibir al padre” de la argentina Liliana Colautti, sobre “las consecuencias que sufren los niños fruto de crecer sin papá”, también bajo la organización de Varones Unidos.

Tras la polémica, la Cámara de Representantes emitió un comunicado en el que indica que el objetivo de la actividad “era realizar una Conferencia Internacional sobre Paternidad responsable; y en ningún momento se aclaró que se trataría de la presentación de un libro ni se especificó cuál era su contenido, tal como hoy se difunde en las redes sociales”.

“Dicha actividad, como todas las que se solicitan y autorizan bajo esta modalidad en las Salas del Anexo, es de absoluta responsabilidad del Diputado solicitante y no compromete ni a la Presidencia, ni a la Cámara de Representantes”, explicaron en el escrito titulado “ante Conferencia sobre Familia y Género”.

Márquez y Laje también iban a participar de una conferencia en la Universidad de Montevideo. Horas después de la participación de Laje en el programa Esta Boca es Mía de Teledoce, la universidad canceló el evento.

Fuentes de la UM dijeron a El País que la cancelación se debió a que la participación de Laje y Márquez sería una “presentación comercial” de su libro en la librería Aquileo, que se encuentra en las instalaciones de la institución pero no pertenece a la misma. La presentación no estaba autorizada y fue cancelada “para que no se confunda con actividades académicas”. Laje dijo en su cuenta de Twitter que lo estaban “censurando” y que no se iban a “dejar silenciar”, por lo que se presentaron en la puerta del edificio.

Un discurso que “denigra”
Amalia Amarillo, vocera del Encuentro de Feministas Diversas (EFD), dijo a El País que “no se trata de Laje, se trata del discurso reaccionario, que es esperable, porque es la resistencia a un cambio que puede generar que se te vayan algunos privilegios, cuando estás aprovechándote de situaciones de poder”.

“Estamos completamente abiertas a las discrepancias y a los debates, pero el problema no es la discrepancia, es perpetuar esos discursos, que son falacias, son hirientes y tienen claros intereses políticos”, añadió.

Amarillo dijo que la forma de conseguir la sala en el Palacio Legislativo “ya es bastante turbio, (porque) se le cambia el nombre a la charla para que les puedan ceder la sala”.

“Nos preocupa la reproducción de estos discursos, que siguen instalando esta opresión constante”, consideró la vocera del EFD.

RELACIONADAS
Congoja en Sarandí del Yi ante un nuevo femicidio
Asesinan a una mujer en Durazno y ya son diez los femicidios en lo que va del año
Demanda por US$ 600 mil por muerte de Valeria Sosa
“Es una realidad que mueren muchas mujeres y siempre está el mismo patrón de comportamiento (en los femicidas), la brecha salarial es una realidad, los trabajos no remunerados también, son cosas que ya no podemos negar y desinformar en este sentido es una irresponsabilidad y se intenta perpetuar algo que hace daño, que es hiriente”.

Amarillo afirmó que “las feministas estamos más que abiertas al debate”, y que se oponen a “estos discursos completamente hegemónicos que nos siguen oprimiendo”.

Consultada sobre su opinión de que en una conferencia “sobre Familia y Género” participen tres personas con una línea de pensamiento similar y no haya espacio para otro discurso, Amarillo sostuvo que “eso no es un debate, sino una instancia para reafirmar el discurso que nos denigra, que nos sitúa en un lugar histórico ya conocido y que perpetúa esa idea. Son tres personas que van a dar el mismo discurso”.

Marcha en 18 de Julio por el Día Internacional de la Mujer. Foto: Darwin Borrelli
Agustín Laje es un licenciado en ciencias políticas, autor del libro “Los mitos setentistas”, en el que defiende el accionar de los militares durante la última dictadura argentina y califica de “mito” la existencia del “terrorismo de Estado”.

Nicolás Márquez, por su parte, es autor del libro “La mentira oficial: el setentismo como política de Estado”, por el que fue acusado de defender al gobierno dictatorial. En la presentación del libro estuvo presente el recientemente fallecido Reynaldo Bignone, último presidente de facto de Argentina. Márquez fue denunciado por abuso sexual a su hija de cuatro años en 2008, caso por el que fue sobreseído en 2014.

En “El Libro negro de la Nueva Izquierda”, Laje y Márquez vinculan al feminismo y la lucha por los derechos de la comunidad LGBT con el “neomarxismo”.

Amparo Medina preside la Red Pro Vida de Ecuador y afirma que fue funcionaria del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

Sin embargo, desde el organismo desmintieron esto en 2016. Se trata de “una persona que está usurpando una identidad profesional que es absolutamente falsa”, afirmó el representante en Panamá del Unfpa, Martín Santiago, en ocasión en que la mujer se presentó bajo ese título en una charla organizada por la Arquidiócesis de ese país.

Medina ha hecho declaraciones tales como que la ONU hace negocios vendiendo condones y que las farmacéuticas venden “partes” de bebés abortados.