Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Persisten las diferencias para aprobar ajuste de salarios en los colegios

EL OBSERVADOR |

Ronda. Negociación no avanzó ayer ante la exigencia del gobierno para que no se traslade toda la suba sobre la cuota

La educación privada abarca a unos 12.000 trabajadores.

El Ministerio de Trabajo y la educación privada negociaron ayer por más de una hora y media con el propósito de avanzar en la ronda de los Consejos de Salarios pero no lograron cerrar un consenso. El gremio de los docentes fue convocado para esta instancia pero no participó de la reunión, que fue acaparada en su totalidad por los delegados de los colegios y los representantes del Poder Ejecutivo.

El subsecretario de Trabajo, Nelson Loustaunau, informó a El Observador que las partes mantuvieron las diferencias sobre cómo trasladar el incremento de los salarios de los docentes a la cuota mensual que se paga por alumno. Por ese motivo, se definió un cuarto intermedio hasta el próximo viernes cuando las partes volverán a reunirse.

La propuesta que realizó el Ejecutivo para los salarios de los docentes para los próximos tres años establece un máximo de aumento real de 9,9%, a razón de 3,3% por año, en función de que se cumpla el 100% de las proyecciones de crecimiento oficial del PIB para ese período. Una de las condiciones que exige el gobierno es que ese porcentaje de incremento de salario real no se traslade en su totalidad sobre la cuota de los alumnos de las distintas instituciones educativas privadas, con el objetivo de moderar las presiones inflacionarias a futuro.

Empero, los colegios privados entienden que es “complejo y difícil” cumplir con esta exigencia. El presidente de la Asociación Uruguaya de Educación Católica, Marcelo Fontana, recordó ayer a El Observador que históricamente los ajustes de salarios se trasladan casi en su totalidad sobre la cuota mensual.

En promedio, los salarios de los docentes y funcionarios de las instituciones privadas representan el 80% de su presupuesto. A esto hay que agregarle la incidencia de otros costos fijos como energía, agua y material didáctico, entre otros. Por ese motivo, según Fontana, al menos el 90% del incremento de los gastos debe trasladarse sobre la cuota mensual que cobran las instituciones por cada alumno.

Los colegios católicos se reunirán en asamblea mañana para analizar la marcha de la negociación y evaluar qué planteo llevan a la mesa de negociación el próximo viernes. Por su parte, el Sindicato de los Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep) discutirá en asamblea el resultado de la negociación tras la instancia tripartita del próximo viernes en el Ministerio de Trabajo, informó a El Observador el delegado de propaganda, Miguel Venturiello.

Proceso

El gremio de trabajadores de la enseñanza privada inició la negociación reclamado un aumento del salario real de 17% en tres años. De haber logrado ese incremento, estarían recuperando el salario perdido desde el año 2000, según el Sintep. El sindicato sostiene que desde 2005 a la fecha las cuotas de los colegios privados aumentaron 84% y los salarios 54%, en un sector donde trabajan 12 mil personas.

Sin embargo, este planteo estaba alejado de los lineamientos del Poder Ejecutivo y fue rechazado de plano por los colegios que ofrecieron 6,6% en tres años.

En vista de la distancia considerable que existía entre las partes, el Poder Ejecutivo terminó sugiriendo un incremento de salario real de 9,9% como máximo hasta 2015.

Como el convenio de ajuste salarial de este sector caducó en junio, algunos colegios adelantaron un incremento de 3% a cuenta del futuro acuerdo con el fin de evitar un pago excesivo de retroactividad sobre fin de año.