Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Patriarca ortodoxo Bartolomé pide abrir las puertas a los migrantes

RADIO  MONTE CARLO |

El patriarca ortodoxo de Constantinopla, Bartolomé, pidió abrir las puertas a los migrantes y no hacer diferencias entre los que emigran por razones económicas y los que piden asilo, en una entrevista este viernes, la víspera de su visita a Lesbos con el papa Francisco.

El encuentro del patriarca con Francisco y con el arzobispo de Atenas y toda Grecia Jerónimo en esta isla griega del Egeo oriental, puerta de entrada de los migrantes en Europa, “representa un mensaje fuerte para todo el mundo”, declaró Bartolomé al diario italiano Il Messaggero.

El patriarca recordó la tradición de hospitalidad de los cristianos, recordando la epístola de San Pablo a los Hebreos: “No olvidéis la hospitalidad, porque al practicarla, algunos, sin saberlo, acogieron a ángeles”.

“En el momento actual, y ante el desarrollo del drama de los refugiados, es necesario que las personas que tienen influencia puedan trabajar con este espíritu”, añade el patriarca ecuménico.

“Ese encuentro (en Lesbos) representará una invitación a la comunidad internacional para que haga todo lo necesario ante un fenómeno tan triste, que ofende la conciencia del hombre y nuestra cultura”, añade Bartolomé.

El patriarca cita como ejemplo las poblaciones de Lesbos o de la isla italiana de Lampedusa, adonde llegaron miles de migrantes procedentes de Libia, “que abren sus casas y sus corazones a nuestros hermanos”.

El patriarca aseguró que comparte la posición del papa Francisco, de no distinguir entre los migrantes económicos que huyen de la miseria y los que abandonan su país escapando de la guerra.

“La economía globalizada crea una serie de crisis de identidad en el mundo contemporáneo, hambre y miseria en numerosas regiones de nuestro planeta, y eso es una ofensa a Dios”, añade.