Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Papa se pronuncia contra endurecimiento de penas

EL PAÍS |

Francisco reclamó una Justicia “humanizadora”

El papa Francisco se opone al endurecimiento de las penas como forma de combatir el delito, ya que no resuelve los problemas sociales ni abate los índices de delincuencia, según una carta enviada a un congreso de Derecho Penal.

En medio del debate por la reforma del Código Penal en Argentina, el Papa mostró y abogó por una Justicia “humanizadora” y “reconciliadora”, en una misiva difundida ayer por medios locales.

“Tendemos a pensar que los delitos se resuelven cuando se atrapa y condena al delincuente, pasando de largo ante los daños cometidos o sin prestar suficiente atención a la situación en que quedan las víctimas”, escribió Francisco.

La carta está dirigida a los participantes del XIX Congreso de la Asociación Internacional de Derecho Penal y del III Congreso de la Asociación Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología (Alpec).
Violencia.

“Sería un error identificar la reparación solo con el castigo, confundir la justicia con la venganza, lo que solo contribuiría a incrementar la violencia, aunque esté institucionalizada”, continuó el pontífice en la misiva, publicada en la cuenta de la Alpec en la red social Facebook y por el coordinador de la comisión para la reforma del Código Penal argentino y secretario adjunto de la Alpec, Roberto Carlés.

Francisco advirtió que “el aumento y endurecimiento de las penas con frecuencia no resuelve los problemas sociales, ni logra disminuir los índices de delincuencia”.

A su juicio, endurecer las penas puede “generar graves problemas para las sociedades, como son las cárceles superpobladas o los presos detenidos sin condena”.

El pontífice subrayó que “no pocas veces la delincuencia hunde sus raíces en las desigualdades económicas y sociales, en las redes de la corrupción y en el crimen organizado, que buscan cómplices entre los más poderosos y víctimas entre los más vulnerables”.

“Para prevenir este flagelo, no basta tener leyes justas, es necesario construir personas responsables y capaces de ponerlas en práctica”, destacó.

Francisco sostuvo además que “el gran reto a cumplir en materia de seguridad (es) no contentarse con reprimir, disuadir y aislar a los que causaron mal sino ayudarlos a recapacitar y transitar por las sendas del bien”.

Por ese motivo, recordó que la Iglesia “plantea una Justicia que sea humanizadora, genuinamente reconciliadora, que lleve al delincuente a través de un camino de esforzada penitencia a su rehabilitación social y total reinserción en la comunidad”.
Medios.

En su carta, el Papa destacó también la responsabilidad de los medios de comunicación para “informar rectamente y no contribuir a crear alarma o pánico social cuando se dan noticias de hechos delictivos”.

“Están en juego la vida y la dignidad de las personas, que no pueden convertirse en casos publicitarios, condenado a los presuntos culpables al descrédito social antes de ser juzgados o forzando a las víctimas, con fines sensacionalistas, a revivir públicamente el dolor sufrido”, señaló.

El proyecto de reforma del Código Penal argentino impulsado por el oficialismo, actualmente en debate público, es duramente criticado por la mayoría de los dirigentes de la oposición por considerar que disminuye las penas a los delincuentes.