Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Papa Francisco “Perdonar no es sólo una buena acción”

EL PAÍS |

El papa Francisco reflexionó hoy sobre el perdón y sostuvo que perdonar “no es sólo una buena acción”, sino que debe “llevar a resultados”.

En el Angelus, en la solemnidad de San Esteban, primer mártir de la Iglesia, el papa Francisco subrayó “un aspecto particular en el relato de hoy de las Actas de los Apóstoles, que acerca San Esteban al Señor”: “es su perdón antes de morir lapidado”.

“Jesús, clavado en la cruz fijo: Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen. Esteban poniéndose de rodillas, exclamó en alta voz: Señor, no les tengas en cuenta este pecado. Por lo tanto, Esteban es mártir, que significa testigo, porque hace como Jesús”, afirmó el Pontífice.

“En efecto, es un verdadero testigo que se comporta come él: que reza, que ama, que dona, pero, sobre todo, que perdona, porque el perdón, como dice la misma palabra, es la expresión más alta del don”, añadió.
“Pero, nos podemos preguntar, ‘para qué sirve perdonar?’. Es sólo una buena acción o lleva a resultados”, se interrogó Jorge Bergoglio.

“Encontramos una respuesta en el martirio de Esteban, explicó. Entre por los cuales él imploró el perdón, estaba un joven de nombre Saúl: éste perseguía a la Iglesia y trataba de destruirla. Saúl se convirtió poco después en Pablo, en el gran santo, el apóstol de la gente”.

“Había recibido el perdón de Esteban -sostuvo el Pontífice-, y podemos decir que Pablo nace de la gracia de Dios y del perdón de Esteban”.

“También nosotros nacemos del perdón de Dios. No sólo en el Bautismo, sino que, cada vez que somos perdonados nuestro corazón renace, es regenerado. Porque sólo cuando somos amados podemos amar. Comencemos como hizo Esteban afrontando con la oración el resentimiento que experimentamos, encomendando a quien nos ha hecho el mal a la misericordia de Dios”, afirmó el Papa.