Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Papa Francisco insiste en tener “misericordia” con los divorciados previo a conocerse conclusión del sínodo de obispos sobre divorcio

LA RED 21 |

Cuando millones de católicos aguardan que esta semana se dé a conocer el documento final del sínodo de obispos, sobre la doctrina para la familia, donde se abordan temas tan complejos para la Iglesia como los anticonceptivos y el divorcio, el papa Francisco llamó a tener “misericordia” abriendo paso a una solución eventual en el punto de la separación matrimonial.

“Ser apóstoles de misericordia significa tocar y acariciar sus llagas, presentes también hoy en el cuerpo y en el alma de muchos hermanos y hermanas suyos”, puntualizó Francisco durante la homilía dominical. “Muchas personas piden ser escuchadas y comprendidas. El Evangelio de la misericordia, para anunciarlo y escribirlo en la vida, busca personas con el corazón paciente y abierto, ‘buenos samaritanos’ que conocen la compasión y el silencio ante el misterio del hermano y de la hermana; pide siervos generosos y alegres que aman gratuitamente sin pretender nada a cambio”, agregó.

La declaración se anticipa al documento esperado para el viernes, donde Roma dará a conocer los nuevos criterios sobre divorcio, homosexualidad, parejas no casadas, y uso de anticonceptivos, emanados todos del sínodo de obispos de todo el mundo que analizaron la realidad eclesiástica y la vida de la gente.

Conservadores y progresistas como en todos los tiempos
La línea más conservadora de los obispos ha mantenido no solo disputa cara a cara con los renovadores, sino con el mismo Francisco que parece haber apoyado reiteradamente, más de la cuenta según algunos, a quienes están decididos a seguir en la fe cristiana, pero tampoco volver a su vida matrimonial anterior.

Para los conservadores, sacrificar valores sobre la familia decisivos, constituye una traición al Evangelio.
En el otro extremo los progresistas, con los poderosos obispos norteamericanos y alemanes a la cabeza, bregan por un catolicismo más abierto, que permita comulgar a los que se han casado más de una vez, e incluso a aquellos que mantienen vida homosexual en pareja o toman anticonceptivos, todas condicionantes aún en vigencia para distintos sacramentos.

Francisco en principio habría optado por una línea media, que exija períodos de penitencia e incluso de guía espiritual adecuada durante ese plazo, tras el cual podría llegarse a una situación de acuerdo con la nueva vida marital, siempre y cuando se tenga cuidado de hijos anteriores, entre otras consideraciones.

En marzo último, Francisco indicó a su Secretaría de Estado, que el protocolo para las visitas oficiales de los jefes de Estado católicos en “situación matrimonial irregular” fuera cambiado, en tanto el papa recibirá ahora a la pareja presidencial más allá de la situación marital que los une.