Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Papa Francisco concede perdón a quienes hayan practicado abortos y estén arrepentidos durante el Año del Jubileo

LA RED 21 |

A partir del próximo 8 de diciembre, los sacerdotes podrán perdonar el pecado del aborto “a quienes lo han practicado y estén arrepentidos de corazón”, en un período que se extenderá por todo el Año del Jubileo, hasta el 20 de noviembre de 2016.

El aborto sigue siendo uno de los pecados con castigo más severo por parte de la Iglesia, incluso superior a la tortura y es penado con la excomunión. Foto: Wikimedia Commons.
La Oficina de Prensa del Vaticano, confirmó la iniciativa propuesta en una misiva enviada por Francisco al presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, Rino Fisichella, que está además encargado de organizar el Año Santo extraordinario.

El pontífice remarcando su postura que los arrepentidos deben ser perdonados, envió la misiva en que confirma su decisión de “conceder a todos los sacerdotes para el Año jubilar, no obstante cualquier cuestión contraria, la facultad de absolver del pecado del aborto a quienes lo han practicado y arrepentidos de corazón piden por ello perdón”.

Un pecado que excomulga a quien lo practica
El aborto sigue siendo uno de los pecados con castigo más severo por parte de la Iglesia, incluso superior a la tortura y es penado con la excomunión.

Francisco ha reconocido por primera vez desde los más altos niveles del Vaticano la problemática de las mujeres que se ven obligadas a abortar, aunque también cita a quienes ni siquiera se dan cuenta de lo que esa acción implica.

“Algunos viven el drama del aborto con una consciencia superficial, casi sin darse cuenta del gravísimo mal que comporta un acto de ese tipo (otros) incluso viviendo ese momento como una derrota, consideran no tener otro camino por donde ir. Pienso, de forma especial, en todas las mujeres que han recurrido al aborto. Conozco bien los condicionamientos que las condujeron a esa decisión. Sé que es un drama existencial y moral. He encontrado a muchas mujeres que cargaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa. Lo sucedido es profundamente injusto; sin embargo, sólo el hecho de comprenderlo en su verdad puede consentir en no perder la esperanza”.”, añade la misiva papal.

El papa apuntó que los sacerdotes deberá prepararse “para esta gran tarea sabiendo conjugar palabras de genuina acogida con una reflexión que ayude a comprender el pecado cometido, e indicar un itinerario de conversión”. Los que deseen el perdón deberán cumplir con aspectos que les permiten “obtener la indulgencia”, En esa línea los católicos “están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de auténtica conversión”, concluyó.